Expresiones como wine lover y fashion lover pueden traducirse sin ningún problema al español como amante de los vinosamante de la moda, respectivamente.

En los medios de comunicación es posible encontrar estas dos expresiones y otras similares formadas con el término inglés lover: «No es ningún secreto que el artista era un cat lover» , «La cocina molecular gana cada vez más peso entre los food lovers» o «Si eres un pasta lover, este plato te va a encantar».

Tal como se comprueba en diversos diccionarios bilingües, la palabra inglesa lover puede traducirse en estos casos como amante, que es un equivalente directo, sencillo y ajustado del sentido original, aunque en ocasiones también pueden valer otras opciones como aficionado apasionado. En cierto número de casos, cabe pensar en expresiones alternativas, como gran lector para un book lover, fiestero para un fun lover melómano para un music lover.

Aunque a menudo se emplea lover en diversos contextos con fines publicitarios, no es una práctica recomendable y, por ello, no hay razón para trasladar sin más las expresiones basadas en este término en la redacción de las noticias.

De este modo, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «No es ningún secreto que el artista era un amante de los gatos», «La cocina molecular gana cada vez más peso entre los amantes de la comida» y «Si eres un amante de la pasta, este plato te va a encantar». En el último ejemplo puede resultar incluso más natural reformular el comienzo: «Si te apasiona la pasta, este plato te va a encantar».

[ Foto: Pixabay/cromaconceptovisual – fuente: http://www.fundeu.es]