La expresión moda sostenible es una alternativa preferible a slow fashion.

En los medios de comunicación pueden verse frases como «La filosofía del ‘slow fashion’ aboga por los principios de la alta calidad en las materias primas y el consumo responsable», «Del usar y tirar al slow fashion» o «Cada vez son más las firmas que apuestan por el slow fashion».

A diferencia de la moda rápida, que se produce y comercializa rápidamente y tiene una vida corta, la moda sostenible hace referencia a aquella cuyas prendas se confeccionan con bajo impacto ecológico y social, duran más de una temporada y se pueden reciclar.

Aunque en ocasiones se utiliza el calco moda lenta, resulta preferible moda sostenible, pues es más transparente. En este sentido, cabe indicar que el Diccionario de la lengua española define sostenible de la siguiente manera: ‘especialmente en ecología y economía, que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medioambiente’.

También se documenta, y es válida, la expresión moda ética, si bien está menos asentada.

Así pues, en los ejemplos iniciales habría sido preferible escribir «La filosofía de la moda sostenible aboga por los principios de la alta calidad en las materias primas y el consumo responsable», «Del usar y tirar a la moda sostenible» y «Cada vez son más las firmas que apuestan por la moda sostenible». 

[Foto: archivo Efe/Ernesto Arias – fuente: http://www.fundeu.es]