Escrito por Antonio Escudero Ríos

A don Felipe Navarro Yale, en el cariño y la memoria.

A don Antonio Escudero, a doña Isabel Ríos y a doña Isabel Escudero Ríos siempre en el imperecedero recuerdo.

A mi amigo de las Navas, Teodoro Cáceres, orgulloso de sus orígenes judíos.

A la bella joven Alinson Zambrano, que vino de tierras del Ecuador, y que porta aquí en Las Navas elegantes pantalones vaqueros.

A Gustavo Caplin, estudioso de la espiritualidad cátara, que vino a visitarme, y también a Javier Gayán por su cálida amistad.

“No hay otro bien en esta vida que la Esperanza de otra vida”
Blas Pascal

“Desembarázate del orgullo y echa lejos de ti la vanagloria, porque si consigues la gloria te volverás orgulloso/ y si no la consigues te entristecerás”
Evragio Póntico

“Todo exceso es de los demonios”
Abad Poimén

“El invento aparece cuando una parte de nosotros mismos ha alcanzado lo imposible”

Cómo nació la leyenda de Levi Strauss

Bailamos, reímos en un pantalón vaquero, surcamos las calles de Madrid y fotografiamos a nuestros amigos vestidos con los míticos y cotidianos pantalones vaqueros 501.

Y nosotros, cuando vamos a la ciudad o al campo, utilizamos pantalones vaqueros.

Hemos viajado en una época, y asistidos por la hospitalidad del hombre multiverso, la justicia de alcanzar una cima nevada siendo humano ha sido realizada.

En esta transversalidad, he comentado con este filósofo: sería bueno asistir a los más jóvenes, he aprendido mucho de usted, pero mi pequeña parte no es suficiente para ayudarlos, es necesario acercarles a su mundo los valores que usted representa. Es una responsabilidad civil y moral.

-Y él, don Antonio Escudero, me ha contestado la posibilidad de hacer un texto del pantalón, pantalón que todos utilizamos.-

En aquellas tierras de pioneros, mineros y buscadores de oro, en la gran América de nuevas oportunidades, un hombre se acercó a todos, bajó hasta el punto débil y lo transformó en Fortaleza.

 bordó la genialidad, el hacer un trabajo de un pantalón resistente a los trabajos duros, utilizando las lonas de los campamentos, agujas dobles y remaches, inventó el pantalón para todo y para todos.

En pedagogía se llama DAFO: debilidad, amenaza, fortaleza y oportunidad.

La cosa más sencilla es la que puede transformar las cosas y eso es lo que hizo .

La cosa más sencilla se convirtió en la cosa más genial.

Poca gente ha conseguido democratizar la sociedad como este sastre judío.

El ingenio de  surge de observar el ambiente, la naturaleza y saber convertir una idea en algo tangible mediante realizaciones prácticas.

Un invento por encima de modas e ideologías.

Tal vez sea por su dinamismo práctico, pero su trabajo nos ha unido no solo entre generaciones, sino entre entre tras-generaciones.

Él ha “democratizado” la sociedad más que nadie.

Una  que ha superado a todas las modas, los porta el ministro, el oficinista, el obrero, el funcionario, la jovencita, el papa Juan Pablo II, y hasta…los enemigos de , sabiendo estos o ignorando que es un invento judío, vivir para ver…Este es otro de los triunfos de : que el enemigo te compre lo que produces.

Y es que los pantalones vaqueros nos gustan a todos por su versatilidad y le quedan bien a todo el mundo; las mujeres están preciosas con los tejanos, y a nosotros nos son tan útiles que ya no podríamos prescindir de ellos.

¿Quién fue ? Acudimos a los textos más sencillos y a Wikipedia.

¿Cual es la enseñanza que nos da este hombre?

Ha logrado un invento capaz de revolucionar las relaciones humanas.

 representa a un genuino genio de .

Estamos en las Navas del Marqués, recorremos los valles, montañas, bares y sus calles y casi siempre… en pantalones vaqueros.

Paz y concordia a todos y la bondad que nunca prescribe. ¡Shalom!
Cantinas del Navas del Marqués, en su estación de tren.
Kadan Navarro Yale y Antonio Escudero Ríos.

Septiembre del 2020.

Ano Templi CMII.

[Fuente: http://www.diariojudio.com]