Prezentado por Rivka Abiri

Ken me puede dir si observo, en un aeroporto, las validjas ke se entregan a los pasajeros despues ke arivaron a su destinasyon. Siempre ay muncha djente deredor de la banda  transportadora ke se arodea todo el tiempo, fina ke el bagaje ampesa a salir del  tunel. Las validjas i chantas echos de diversos materieles, vedres, kolorados, mavi o pretos, koryendo, saltan una despues dela otra, o una ariva dela otra, kon muncho bruido i a la fin kayen sovre la banda, eskupandoslos a todas. Mosotros syempre los fiksamos kon moestros oyos, para presto rekonoserlos.

Ay validjas ke son intolerantas, brutalas i bruskas, aharvan una ala otra o son sin pasensia, son pletesas, fina ke se arresvalan en frente de su proprietario. Otras validjas, las mas grandes, azen este kamino avagariko, yavash,  kon dignita, no se dechan ferir, ma amostran su grandura spektakolosa. Todo esto muy enteresanto, se puede asemejar a una korrida de autos. I los viajadores apenas viendolos, los apanian i se fuien. Esto era justo ke me akonteso kuando una vez vine de Israel. Vide de lechos una validja kolorado, bushkando me, la tomi, la meti sovre el karo, me echi en los brazos de mi ijo ke me estava asperando, la apozimos en el bagaj de su araba i partimos. Arrivando a kaza metimos la validja en medio del salon, para avrir i amostrar los regalos ke trusho la nona.

En avriendo la serradura todos mos kedimos kon la boka avierta, kuando vimos ke en la validja avia solo vistimientas de ombre. Toda la vistimiente kaji mueva, las kamisas dainda en su empaketido orijinario, kalzados de lo bueno, lo bueno, ke kostaron muncho, i munchos pantalones. Todo en la validja no avia un adreso afuera o ariento, mesmo la aldikera chika kon el adreso era arankada. Myentres ampesimos mosotros las bushkadas para telefon, ma sin reushir i kon el tiempo la sola esperansa era la validja, mia ke tiene todos mis detalyos. Seria en la mano de una persona inteligente ke iva azer esforso de topar me. ??????  Buena enklavatina i la media noche se estava aserkandose.

Ke rezil, ke desplazer, ke apreto i en sima de todo amanyana Rosh Hashana i yo esto invitada en la Kommunitad. Me esto desmayando. Ke bishmazal……..

A la maneser, un telefono mos despartio a todos. Un taksi devia venir para arekojer la validja i de trokarla. Fui muy emotionada i me se avrieron los oyos, ma no avia tiempo de eskrivir una letrika de rengrasamiento, o unas kuantas palavras “te rengrasyo”. Apenas me abasto en tiempo de bever mi kafe i de meter en la validja una karta felisitar Rosh Hashana.

Kon la validja me mandaron una sola rosa kolorado, nada mas. Por tanto nunka no enkontri la persona ke ize el trokido. Entanto kada anyo resivo una karta de Rosh Hashan, embiyada de diversos payises en el mundo. La rosa la seki i djunto kon las kartas de Rosh Hashana tienen un lugar mahsus en uno de mis dolapes.

 

[Orijin: http://www.akiyerushalayim.com]