La Conferencia de Rabinos Europeos (CER) ha elogiado al rey Mohammed VI de Marruecos, describiéndolo como un pacificador y un promotor de la diversidad cultural y el diálogo interreligioso.

CER estaba reaccionando a la reciente noticia de un acercamiento diplomático entre Marruecos e Israel. El grupo argumentó que la reanudación de los lazos entre los dos países habla de la apertura al diálogo del rey Mohammed VI y su compromiso con la promoción de la paz y la estabilidad en el Medio Oriente.

La declaración de la organización destacó especialmente el “coraje político” del monarca marroquí, así como su “acción permanente por la paz y la prosperidad en el Medio Oriente”.

El comunicado explica que el rey Mohammed VI “siempre ha promovido el diálogo entre judíos y musulmanes”. Añadió: “La historia de los judíos de Marruecos es una historia única y especial en el mundo árabe”.

CER también señaló la larga historia de Marruecos de proteger a sus comunidades judías. En particular, contó la historia de las históricamente buenas relaciones entre las comunidades judías de Marruecos y los sucesivos monarcas marroquíes. Estas relaciones permitieron que generaciones de judíos marroquíes prosperasen y tuvieran una influencia política notable en los asuntos del reino.

En los últimos años, muchos judíos marroquíes que residen en el extranjero, incluido Israel, han viajado a Marruecos para explorar los restos de la cultura y la historia del país.

Con la reciente reanudación de los lazos entre Marruecos e Israel, el país del norte de África espera un marcado aumento en el número de turistas israelíes o judíos que planean visitar en los próximos meses.

La ministra de Turismo de Marruecos, Nadia Fettah Alaoui, estimó recientemente que es probable que el número de turistas israelíes aumente de 15.000 por año a 200.000.

Para CER, la imagen positiva de Marruecos entre los judíos marroquíes y los israelíes en general se deriva tanto de la historia del país en la lucha contra el antisemitismo como de su reputación como bastión del diálogo interreligioso, la diversidad cultural y la tolerancia religiosa.

“Aunque la mayoría de los judíos ya no viven en Marruecos hoy, Marruecos todavía está presente en sus corazones y recuerdos”, dijo el comunicado del CER.

Concluyó reconociendo la reciente reforma política de Marruecos para enseñar historia y cultura judías en las escuelas marroquíes. CER declaró que “es solo a través de la educación de las generaciones más jóvenes que podemos luchar contra todas las formas de racismo y antisemitismo”.

Los comentarios de CER se producen a raíz del anuncio del presidente de Estados Unidos, Donal Trump, de un acuerdo “histórico” negociado por Estados Unidos entre Israel y Marruecos.

Según el acuerdo, Marruecos acordó reanudar las relaciones diplomáticas con Israel a cambio de un apoyo estadounidense más audaz y pronunciado a su soberanía sobre el Sáhara Occidental.

 

 

[Con información de Moroccoworldnews – fuente: http://www.radiojai.com]