Uno de los livros mas populares del Premio Nobel de Literatura, Elias Canetti, ke agorananyo kumplieron los 100 anyos de su nasimiento, es ‘Die Gerrettete Zunge”, el primer tomo de su auto-biografia, publikado en traduksion al espanyol en 1980, por la Kaza de Edisiones Muchnik, kon el titolo de “Lengua Absuelta”.
 
Canetti ke eskrivio todos sus livros en alman toka en ”La Lengua Absuelta” al lugar ke djugo en su chikez el ladino avlado por los sefaradis de su sivdad natala, Ruschuk. Aki abasho traemos, en traduksion al ladino, los paragrafos de este livro ke se referan a esta lengua de la kuala el autor se akodra kon nostaljia. 
Los sefaradis se konsideravan djudios espesiales, lo ke estava estrechamente atado a sus tradision espanyola. En el korso de los siglos el espanyol ke avlavan desde sus ekspulsion avia evolusionado muy poko. Avian adoptado algunas palavras turkas ma eyas eran rekonosidas komo viniendo del turko i kaje siempre tenian palavras ekivalentes en espanyol. Las primeras kantigas ke oyi eran viejas romansas espanyolas. 
Mi padre i mi madre avlavan entre eyos en alman, lengua ke no devia entender. A parientes i amigos ansi komo a mozotros los chikos, mos avlavan en ladino. Esta era la lengua vernakula, de kada dia, un kastiliano antiguo; mas tadre lo oyi frekuentamente i nunka me lo olvidi. Las kazalinas ke lavoravan en muestra kaza avlavan en bulgaro i fundamentalmente duvi averlo embezado kon eyas, ma nunka fui a una eskola bulgara i despues ke partimos de Ruschuk, kuando tenia 6 anyos, lo olvidi rapidamente. Todos los akontesimientos de akeyos primeros anyos fueron en ladino i en bulgaro. Despues me se trezladaron, en sus mayor parte, al alman. Solo los akontesimientos espesialmente dramatikos, muertes i matansas ansi ke los peores terrores, me se gravaron en ladino, de manera exakta, ke no puede ser efasada.
Despues de la deskripsion del eskandalo ke ezbrocho kuando kanto un kante de amor a Mary, una chika eleva en la eskola onde estudiava, en Manchester, despues ke su padre fue a lavorar ayi, el eskrive:
Ni mi padre savia kuanta razon tuvo al sospechar ke todo akeyo era atado direktamente a las karikas koloradas de la ninia. Mas tadre pensi a este amor infantil i un dia me vino a la memoria la primera kantiga en ladino ke oyi en Bulgaria. 
Ainda me yevavan en brasos kuando alguna mujer se aserko de mi i empeso a kantar: “Mansanikas koloradas las ke vienen de Stambol”; i entonses aserkando su dedo a mi kara lo undio en eya. Yo griti de plazer, eya me tomo en sus brasos i me bezo. Esto se repeto tantas vezes ke en fin embezi a kantar esta kantiga yo mizmo. Desde entonses los ke kerian azerme kantar djugavan ansi kon mi.


[Orijin: http://www.diariojudio.com]