Cherán, un pueblo que expulsó a los políticos y talamontes de su territorio, hoy tiene el captador de agua pluvial más grande de Latinoamérica. Te contamos sobre su ejemplar proyecto ecologista.

El 15 de abril de 2011, los habitantes del municipio de Cherán, Michoacán, se levantaron contra narcotraficantes y talamontes que, en complicidad con el gobierno, talaban de forma ilegal los bosques de Michoacán y amenazaban con su deforestación. Hoy, los habitantes impulsan proyectos ecológicos como un captador de agua de lluvia y la reforestación masiva.

De acuerdo con los habitantes, los grupos delictivos buscaban deforestar la zona para convertir los terrenos en campos de aguacate. Aunque pareciera un actividad progresista, el aguacate daña los suelos al requerir grandes cantidades de agua.

Se calcula que el crimen organizado deforestó 17,000 hectáreas a partir de 2008. Actualmente, la comunidad de Cherán lleva reforestadas 3,000. Aunque Cherán recibe presupuesto federal y estatal, se reconoce y protege su autogobierno.

Entre los logros ambientalistas de Cherán se encuentra la construcción de un captador de aguas de lluvia en el cerro Kukundicata. Su construcción inició en 2015 y fue echado a andar en 2016. Para formar la olla no se requirió de excavaciones ni deforestación, ya que el cerro de Kukundicata contaba con un cráter natural que fue cubierto con una membrana plástica que evita que el agua se filtre al suelo.

El captador de agua de lluvia más grande América Latina

El captador benefició a más de 16 mil habitantes, ya que la recolección permite una reserva de agua de cuatro meses. Con el agua filtrada se abastecen a edificios públicos, escuelas y casas. También existe una planta purificadora para la venta de garrafones de agua, cuyo costo es 97% menor a los que existen en el mercado. El costo de un garrafón de agua captada en el Kukundicata es de 13 pesos, frente a los casi 40 pesos que se paga un garrafón de grandes empresas.

“De la captación pluvial se baja el agua a la purificadora comunal, ahí lleva su adecuado proceso y eso mismo se distribuye a un costo muy accesible, en comparación del agua de otras marcas de afuera”, explicó Yunuen Torres, exintegrante del Consejo de Jóvenes, que forma parte de la Estructura de Gobierno Comunal de Cherán.

[Fuente: http://www.mexicodesconocido.com.mx]