Archives des articles tagués Informació
La victoria del “no” a la nueva constitución chilena obliga a volver la vista a las razones íntimas de este rechazo popular.

Gabriel Boric durante la campaña electoral.

Pinochet y su legado han demostrado que son difíciles de matar. El proyecto de Constitución de 2022 —la Constitución más progresista jamás escrita en términos de derechos socioeconómicos, igualdad de género, derechos indígenas y protección de la naturaleza— fue rechazado por casi el 62% de los votantes en un plebiscito nacional celebrado el pasado 4 de septiembre. ¿Cómo es posible que los chilenos hayan rechazado el proyecto propuesto tras los levantamientos populares acaecidos en octubre de 2019 para exigir una nueva Constitución y tras haber votado por abrumadora mayoría a favor del inicio del proceso constituyente? ¿Qué razones tenía el pueblo chileno para alinearse con las fuerzas de la derecha, que pretendían preservar la Constitución de Pinochet? Este sorprendente resultado exige seguramente una explicación multicausal. Aquí me centraré en dos de las más destacadas: la campaña de desinformación de la derecha a través de los medios de comunicación tradicionales y las redes sociales, y la exclusión de los sectores populares del proceso constituyente, que he destacado en análisis anteriores.

El apoyo al rechazo del nuevo texto constitucional fue más fuerte en los municipios de bajos ingresos, donde la participación también fue mayor que en los barrios de clase alta. Mientras que en el plebiscito de 2020 la oposición al proceso constituyente estuvo liderada por los tres municipios más ricos del país, esta vez los barrios más pobres acudieron en masa a votar en contra del proyecto propuesto. Por otro lado, el voto, a diferencia de 2020, fue obligatorio, instituyéndose multas por el incumplimiento de tal precepto, lo cual hizo que los sectores populares acudieran a votar por temor a los costes pecuniarios de la abstención. La participación aumentó sustancialmente del 50% al 86% y de los 5,4 millones de nuevos votos emitidos, el 96% optó por el rechazo. En total, el proyecto de Constitución solo recibió 4,8 millones de votos favorables, un millón menos de los que votaron a favor de que se produjera la redacción de una nueva norma constitucional dos años antes. Sin embargo, no se ha tratado tan solo de un voto contra el nuevo texto constitucional, sino también de una expresión de rechazo del gobierno de Gabriel Boric y de sus partidos: la coalición de la “nueva izquierda”, que incluye al Frente Amplio, al Partido Comunista de Chile y a los partidos de la antigua Concertación. El número de votos a favor de nueva Constitución fue aproximadamente igual al cosechado por Boric en la segunda vuelta de las elecciones generales chilenas contra el candidato de extrema derecha José Antonio Kast celebradas en diciembre de 2021, lo cual sugiere que el nuevo presidente no ha sido capaz de ampliar su electorado desde que asumió el cargo.

El apoyo al rechazo del nuevo texto constitucional fue más fuerte en los municipios de bajos ingresos, donde la participación también fue mayor que en los barrios de clase alta

Durante la campaña, que se prolongó durante un mes, se invirtió al menos un millón de dólares para dar a conocer el proyecto de nueva Constitución al pueblo chileno. Alrededor del 90% de estos recursos fueron gastados por el bloque partidario del rechazo, compuesto por los partidos de derecha, por sectores de la Democracia Cristiana y por la nueva coalición centrista Amarillos por Chile. En los programas matutinos y en los telediarios nocturnos esto partidos denunciaron repetidamente el documento como “extremista” y “mal redactado”, mientras que los centros de estudios conservadores bombardearon a la opinión pública con encuestas de dudosa fiabilidad, que indicaban que la mayoría de la gente votaría en contra del nuevo proyecto. Estos esfuerzos se vieron fortalecidos por la difusión de la consabida desinformación en las redes sociales, así como por la distribución de copias falsas del proyecto de Constitución con artículos manipulados. En un episodio ilustrativo, Constanza Hube, la representante de extrema derecha en la Convención, fue sorprendida repartiendo copias falsas de la nueva Constitución durante una reunión de bloque del rechazo.

Los sondeos a pie de urna y las encuestas informales revelaron que mucha gente estaba confundida realmente sobre el contenido del plebiscito; algunos incluso pensaban que al votar contra el nuevo texto constitucional estaban aboliendo la Constitución de Pinochet. Ello no es de extrañar, ya que la única información oficial sobre el proyecto constitucional se limitó a treinta minutos diarios de televisión, repartidos a partes iguales entre los partidarios del rechazo y de la aprobación del nuevo texto constitucional, durante los veintiocho días de campaña. Dado que el espacio de difusión se asignó a una serie de partidos políticos y grupos de la sociedad civil, el mensaje fue fragmentario. En la campaña de los partidarios de la nueva Constitución participaron en las emisiones diez organizaciones; incluso después de llegar a diversos acuerdos entre ellas, algunas acabaron teniendo menos de cinco segundos para expresar su punto de vista. No hubo anuncios oficiales durante la campaña, ni folletos enviados a los domicilios, ni sesiones informativas en persona; toda la difusión fue realizada por partidos políticos, ONG o voluntarios. No está claro por qué el gobierno de Boric efectuó un trabajo tan pobre de información al electorado en un asunto tan crucial.

Entre las falsedades más extendidas se encontraba la de que la nueva Constitución aboliría la propiedad de la vivienda para las clases trabajadoras

Mientras que los programas informativos diarios a favor y en contra de la nueva Constitución tuvieron poco impacto en los votantes —solo en torno a 720.000 personas los sintonizaron cada día—, el interminable flujo de programas de televisión en los que políticos y autodenominados intelectuales difundían desinformación sobre el contenido del proyecto seguramente sí lo tuvo. Entre las falsedades más extendidas se encontraba la de que la nueva Constitución aboliría la propiedad de la vivienda para las clases trabajadoras, permitiría los abortos tardíos a la carta y abriría la puerta a la secesión de los territorios indígenas.

Un campo de experimentación para la desinformación fue la región de la Araucanía, una zona militarizada, sometida a estado de excepción debido al conflicto mapuche, en la que el 74% de los votantes se mostró contrario al proyecto constitucional, cifra que supone el segundo porcentaje más elevado de rechazo de la nueva Constitución a escala nacional. Bastión tradicional de la derecha, la Araucanía fue una de las dos únicas regiones que votaron por mantener a Pinochet en el poder en 1988, aunque posteriormente votó por iniciar el proceso constituyente en 2020. A finales de junio, Francisco Orrego, un joven abogado portavoz del bloque del rechazo, se esforzó por convencer a la comunidad obrera de Angol de que el derecho a la vivienda contenido en el proyecto de Constitución —uno de los pocos artículos propuestos por las organizaciones de base que finalmente llegó al texto definitivo— suprimiría el derecho de propiedad de las viviendas de las personas que las hubieran adquirido con subsidios sociales (situación que afecta a cerca del 40% de la población). Aunque ello se denunció inmediatamente como fake news, Orrego siguió apareciendo habitualmente como un experto en tertulias políticas en las que podía difundir tales mentiras a audiencias más amplias.

Por otro lado, las iglesias evangélicas, que recientemente se han aliado con el Partido Republicano de Chile, afiliado a la extrema derecha, tienen una fuerte presencia en la Araucanía, constituyendo sus miembros alrededor del 27% de la población. A finales de febrero, antes de que el artículo sobre los derechos de género fuera aprobado por la Convención, representantes de más de dos mil setecientas iglesias de la región pidieron a sus comunidades que rechazaran el proyecto, citando el aborto como su principal preocupación. Aunque el proyecto de Constitución codificaba el derecho al aborto en términos generales al ordenar al Estado que garantizara la “interrupción voluntaria del embarazo”, la opinión pública tenía una percepción deformada de esta disposición. Felipe Kast, el senador derechista por la Araucanía, utilizó las emisoras de radio conservadoras para emitir un anuncio en el que afirmaba que el proyecto de Constitución “permitía el aborto hasta el noveno mes de embarazo”, denunciando esto como una “violación de los derechos humanos de los niños no nacidos”. Aunque los defensores de la nueva Constitución intentaron rebatir estas falsedades, resultó imposible desalojarlas del imaginario popular.

Felipe Kast, el senador derechista por la Araucanía, utilizó las emisoras de radio conservadoras para emitir un anuncio en el que afirmaba que el proyecto de Constitución “permitía el aborto hasta el noveno mes de embarazo”

Sin embargo, quizá el tema más controvertido y utilizado más agresivamente fue el de los derechos de los indígenas. Aunque el texto se limitaba a seguir los compromisos establecidos en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, que Chile había ratificado en 2008 pero que nunca llegó a aplicar, los políticos y expertos de la derecha tejieron una narrativa en la que los pueblos indígenas obtendrían la capacidad de desmembrar el país. Ximena Rincón, senadora de la Democracia Cristiana, afirmó a principios de julio que apoyaba el rechazo al nuevo texto constitucional, porque daría a los pueblos indígenas (que constituyen menos del 10% de la población nacional) el poder de veto sobre las reformas constitucionales. A pesar de que se le dijo en directo que ello no era cierto, se negó a reconocer que su opinión era una falsedad. Todas estas distorsiones siguieron influyendo en el discurso nacional.

Al mismo tiempo, los resultados de las votaciones procedentes del sistema penitenciario, donde la única información de los reclusos procedía de las emisiones de televisión, revelaron los poderosos efectos de los medios de comunicación conservadores en la formación de la opinión pública. Por primera vez en la historia se permitió a los reclusos votar, confiando en que se inclinarían por conceder su apoyo al nuevo texto, ya que el proyecto de Constitución otorgaba nuevos derechos a las personas presas, como, por ejemplo, la defensa jurídica gratuita, la prohibición de la doble incriminación y un comisionado oficial para prevenir los abusos. Sin embargo, al final, solo uno de los catorce complejos penitenciarios del país votó para aprobar la nueva Constitución. Este centro penitenciario fue, no por casualidad, el único en el que realmente se distribuyeron entre los presos copias físicas del proyecto de Constitución y se celebraron sesiones informativas con expertos jurídicos voluntarios. Los que conocieron realmente el texto aprobaron sus reformas; los que basaron su opinión únicamente en la cobertura mediática fueron implacablemente hostiles al mismo.

Según un informe reciente, al menos treinta y seis organizaciones no sujetas a controles electorales y, por lo tanto, no obligadas a revelar sus fuentes de financiación, gastaron 130.000 dólares en concepto de publicidad en Facebook e Instagram durante los meses previos al plebiscito; el 97,4% de estos anuncios presionaron para rechazar el proyecto de Constitución. En definitiva, parece que la parcialidad de los medios de comunicación tradicionales más los millones gastados para influir en la opinión pública a través de las redes sociales ayudaron a consolidar la narrativa de que la Convención era un circo político, que había redactado un documento chapucero y poco profesional.

Además de esta campaña de desinformación, los militantes de la izquierda extraparlamentaria se mostraron escépticos ante una Convención que había traicionado las movilizaciones masivas de 2019. Muchos de ellos optaron por rechazar en lugar de legitimar el proceso. Señalaron, con razón, que el Pacto del 15 de noviembre de 2019, acordado en una negociación entre bambalinas entre Boric y un senador de la derecha dura, mediante el que estableció el marco de funcionamiento de la Convención Constitucional, pretendía constreñir las energías populares en lugar de canalizarlas. El Pacto estableció la regla antidemocrática de la supermayoría de dos tercios para la aprobación de los nuevos artículos constitucionales y otorgó a los partidos del establishment una enorme influencia en el proceso de redacción. Desde el principio, el proceso constituyente fue capturado por las élites, que intensificaron sus intentos de preservar el statu quo a medida que se acercaba el plebiscito.

El 14 de mayo la Convención presentó un extenso primer borrador, que incorporaba innovaciones constitucionales progresistas como la plurinacionalidad y los derechos ecológicos. Se formaron dos comités especiales para “armonizar” y editar el documento final, que incluía un total de 388 artículos, y para decidir las disposiciones transitorias. Sin embargo, la autonomía de la Convención no tardó en ser vulnerada por las negociaciones sobre cómo realizar la transición de un orden constitucional a otro. El 16 de mayo el gobierno envió un documento a la Convención en el que recomendaba que se mantuviera la actual normativa sobre recursos naturales, agua y tierras indígenas hasta que se aprobara la nueva legislación con el fin de asegurar una “transición ordenada y gradual”, lo cual significaba, por ejemplo, que el agua seguiría siendo privada hasta que los senadores de derecha que controlan la mitad del Senado —y que votaron en 2020 en contra de que el agua se convirtiera en un derecho humano— aceptaran nacionalizarla. El gobierno también recomendó que Boric, cuyo índice de aprobación se situaba justo por encima del 30%, así como los miembros del Congreso, cumplieran sus mandatos originales y permanecieran en sus puestos durante tres años y medio más. La Convención se plegó a estas exigencias egoístas. Muchos activistas consideraron este comportamiento una colusión inaceptable entre el órgano constituyente y el poder ejecutivo, lo cual contribuyó a desacreditar el proceso de redacción en su conjunto.

Quizá el tema más controvertido y utilizado más agresivamente fue el de los derechos de los indígenas. La derecha tejió una narrativa en la que los pueblos indígenas obtendrían la capacidad de desmembrar el país

Tres semanas antes del plebiscito los partidos de la coalición gobernante comenzaron a exponer los cambios que pretendían llevar a cabo, si se aprobaba el proyecto de nueva Constitución. En un intento de aplacar a los partidos de la derecha, así como a los partidos de la antigua Concertación, que ahora controlan el 38% de los ministerios del gobierno, Boric se comprometió a delimitar estrictamente los derechos de los indígenas, subrayando que su aportación en cuestiones de política nacional no sería vinculante. También aseguró al establishment que el actual marco neoliberal —en el que servicios básicos como la sanidad, la educación y las pensiones son proporcionados en gran medida por empresas privadas— seguiría vigente. De hecho, aunque el proyecto de Constitución ordenaba la creación de un sistema de educación pública, de un sistema nacional de salud y de un sistema público de seguridad social, no desmantelaba explícitamente el actual modelo del cheque escolar vigente en el sistema educativo, ni el modelo de seguros privados imperantes en el sistema sanitario, ni el plan de ahorro individual que obliga a la clase trabajadora chilena a subsistir con pensiones de miseria. En lugar de impulsar la reforma de estos sistemas procedentes de la época de la dictadura, como los manifestantes venían exigiendo desde 2009, Boric aceptó preservarlos.

Estas reformas previstas no solo demostraron la intención del gobierno de preservar los rasgos centrales del neoliberalismo chileno, sino que también señalaron el desprecio que la coalición de Boric sentía por el proyecto de Constitución y por la voluntad popular. Su anuncio de que trataría de reformar la Constitución —incluso antes de que esta se sometiera a votación popular— agravó la impresión de que no era adecuada para su propósito. Todo ello jugó a favor de la campaña del bloque contrario al nuevo texto constitucional. También transmitió al electorado la percepción de que se limitaría a votar un texto provisional en lugar de expresar una opinión seria sobre el futuro del país.

Chile se encuentra ahora en una posición incómoda privado de un camino claro para resolver su inminente crisis sociopolítica. Al votar a favor de iniciar un proceso constituyente, los chilenos y las chilenas rechazaron indirectamente la actual Constitución de 1980. Sin embargo, al rechazar el nuevo texto constitucional propuesto, el proceso puesto en marcha por el Pacto de Noviembre ha quedado oficialmente terminado sin dejar ninguna disposición en vigor para relanzar un nuevo proceso de redacción. La reforma constitucional resultante del Pacto se limitaba a estipular que si el proyecto de Constitución era rechazado, el antiguo seguiría en vigor. Entonces, ¿qué pasará ahora?

Es probable que Boric intente establecer otra Convención basada en reglas negociadas desde una posición de debilidad, la cual será aún más complaciente con las demandas de la clase política. Será un proceso dirigido por los partidos, dominado por “expertos”

Antes del plebiscito, el presidente Boric se comprometió a convocar un nuevo proceso constituyente si el proyecto propuesto era rechazado. Sin embargo, la única manera de iniciar dicho proceso es a través de un nuevo proceso constitucional, que requiere una supermayoría en el Congreso, la cual será realmente difícil de conseguir debido a la oposición de la derecha y dado que las fuerzas conservadoras controlan el Senado: convocar, pues, una asamblea constituyente dotada de mecanismos adecuados de participación popular parece algo imposible. Así pues, es probable que Boric intente establecer otra Convención basada en reglas negociadas desde una posición de debilidad, la cual será aún más complaciente con las demandas de la clase política. Será un proceso dirigido por los partidos, dominado por “expertos” y aislado de las presiones populares. Los expertos ya han comenzado a culpar a los pocos miembros independientes de la Convención de la derrota del proyecto constitucional, preparando el escenario para eliminar todo potencial radical que el proceso tuviera previamente. Al mismo tiempo, sin embargo, los chilenos y chilenas ya están saliendo a la calle para exigir su propio proceso constituyente en el que no haya negociaciones en la trastienda y en el que el propio pueblo tenga el poder de tomar decisiones vinculantes.

Sidecar – artículo publicado originalmente por Sidecar, el blog de la New Left Review“Chile’s Rejection”, traducido con permiso expreso por El Salto. Véase también “La batalla por la Constitución de Chile”, NLR 135.

Entitats i activistes denuncien el tractament de la informació que s’ha donat sobre aquest virus, travessat per la LGTBIfobia i els tabús sexuals.

Escrit per Judit Vela

Segons Canal Salut, la verola del mico és una zoonosi causada per un virus anomenat MPXV (segles en anglès de ‘monkeypox virus’). Els seus símptomes són similars als de la verola erradicada l’any 1980, tot i que menys greus: febre, maldecap, dolors musculars i erupció a la pell. La majoria de les persones afectades es recuperen en un període d’entre dues i quatre setmanes.

Després d’avaluar la progressió del virus a diferents territoris, l’Organització Mundial de la Salut (OMS) va decidir declarar la verola del mico com a emergència sanitària internacional al juliol, tot i no comptar amb el suport del comitè científic. En aquell moment, l’organisme va recomanar que “els homes que tenen sexe amb homes” reduïssin el número de parelles sexuals.

Lluitant contra l’alarmisme

“Crec que aquestes declaracions van contra el seu propi interès, que en teoria és el de tenir cura de la salut de tothom”, comenta Sebastian Meyer, president de l’Associació STOP. Des del maig, aquesta entitat es dedica a difondre informació sobre la verola del mico per contrarestar la desinformació i l’alarmisme creat pels mitjans generalistes i les administracions. “Tot i que és molt desagradable, sabem que acostuma a no ser greu i que la mortalitat és baixíssima”, assegura.

No és l’única organització que ha assenyalat el risc d’emetre aquest tipus de discurs. La Federació Estatal de Lesbianes, Gais, Trans, Bisexuals, Intersexuals i més (FELGTBI+) va publicar un comunicat destacant les repercussions que pot tenir el fet de vincular una malaltia amb un col·lectiu: d’una banda, l’estigmatització del col·lectiu en qüestió i, de l’altra, la falsa sensació de seguretat per a la resta de la població.

L’il·lustrador i divulgador a les xarxes socials Rubén Evangelista (@motherofqueer) també considera que aquest tipus de declaracions que assenyalen directament un culpable acaben calant en la població: “Conec gent que ha hagut de mentir a la feina per agafar la baixa per la verola del mico”, explica. Així, l’interrogant és evident: s’hauria destacat l’orientació sexual del grup de població més afectat per un virus en cas que aquest hagués estat heterosexual?

Una qüestió moral

La verola del mico, segons Canal Salut, es pot contagiar a través de lesions de la pell produïdes pel mateix virus (com ara vesícules, pústules, crostes, etc.); fluids corporals (com ara saliva, pus, semen, etc.); objectes contaminats (com ara roba, tovalloles, roba de llit o estris per menjar) i gotetes respiratòries.

A dia d’avui, l’últim comunicat del Govern sobre el tema notifica que hi ha un total de 2.984 casos sospitosos o probables de verola del mico i 1.995 confirmats. La majoria d’aquests confirmats, apunten, “són homes d’entre 20 i 60 anys”, i la via de transmissió més freqüent ha estat possiblement “el contacte durant les relacions sexuals (…) en el context d’esdeveniments festius multitudinaris”.

En relació amb això, el president d’STOP opina que no cal amagar la vulnerabilitat del col·lectiu, ja que és necessari saber quin és el focus poblacional del virus per poder adreçar-se a ell en les campanyes de prevenció. No obstant això, també considera que s’hauria de fer un ús més curós de les paraules per evitar la criminalització, i que tot plegat es tracta d’una qüestió moral: “Pots tenir una relació sexual amb una sola persona i contagiar-te. El més important és que les pràctiques siguin segures”.

En aquesta línia, diverses entitats han hagut de recordar que la verola del mico no és una infecció de transmissió sexual (ITS).

Racisme en la gestió sanitària

Madrid i Catalunya són les comunitats on més contagis s’han registrat fins ara. A Catalunya, la campanya de vacunació va iniciar-se just un dia abans que la OMS declarés la verola del mico emergència sanitària internacional, el 21 de juliol.

Rubén Evangelista assenyala les dificultats amb les quals va trobar-se per accedir a la vacuna a la comunitat de Madrid: “És tot un entramat que requereix paciència i constància”. A més a més, té limitacions molt importants, ja que no es pot optar a una cita sense documentació. “No podem deixar una part de la població sense cobertura per tenir una llei d’estrangeria com la que tenim, entintada de racisme i colonialisme”, denuncia.

En aquest sentit, l’il·lustrador recorda també que la verola del mico fa temps que existeix, però que no ha estat fins que ha arribat a Occident que s’ha considerat una crisi sanitària. En això coincideix amb Sebastian Meyer, que assegura que “es podria haver intervingut durant molt de temps per erradicar-la o reduir la seva presència a Àfrica, però no s’ha fet, la qual cosa ens indica altres qüestions”.

Aliances comunitàries contra la desinformació

Les últimes declaracions de l’OMS apunten a un alentiment del brot de verola del mico. Tot i així, l’Estat espanyol continua encapçalant el número de contagis a Europa. “Es pot comparar amb la gestió de la Covid-19 i del VIH perquè no s’ha fet tot el que es podria haver fet, ni s’ha fet de manera correcta”, manifesta Sebastian Meyer.

Una gestió que, com bé han apuntat des de diverses organitzacions, deixa al descobert els tabús i estigmes sexuals que encara regeixen la societat actual. Per sort, això sí, la resistència també és una realitat: “Moltes persones hem parlat de la nostra experiència, hem compartit informació o hem ajudat en el procés de demanar cita. Com sempre: establint xarxes de diàleg i cures”, conclou Rubén Evangelista.

 

[Font: http://www.xarxanet.org]

El Museo Boijmans van Beuningen, de la ciudad neerlandesa de Róterdam, anunció este miércoles la devolución de varias piezas de arte a los descendientes de una familia judía asesinada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de las lagunas sobre la propiedad de las piezas entre 1933 y 1955.

La pinacoteca neerlandesa devolverá seis vajillas de mayólica del siglo XVI, que hasta ahora formaban parte de la colección del museo, a los herederos de la pareja judía Fritz y Louise Gutmann, una decisión que las partes han tomado de forma «conjunta y que «busca una dimensión humana», dada la falta de pruebas claras sobre el robo nazi.

La colección de arte de la pareja Gutmann, asesinada por el régimen nazi, incluía once platos de mayólica italiana, que pasaron a manos del museo en 1968 a través del préstamo a largo plazo de la colección de Johan Willem Frederiks, aunque no está claro ni cómo ni cuándo Frederiks adquirió esas vajillas.

«No se pueden encontrar pruebas concluyentes en relación con la propiedad de los platos entre 1933 y 1955. No está claro si hubo una pérdida involuntaria de posesión durante ese periodo», subraya el Boijmans, que cuenta con más de 151.000 piezas en su colección.

Por este motivo, las partes han acordado la devolución de seis platos a los herederos y la permanencia de cinco piezas en el museo, aunque la historia de la colección ocupará «un lugar destacado en la interpretación de estas piezas» en la pinacoteca, junto con la información histórico-artística sobre la mayólica italiana.

El diálogo entre las partes tuvo en cuenta los Principios de Washington de 1998, en los que 44 países se comprometieron a crear un registro único de obras de arte robadas por los alemanes antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

«Los Principios de Washington dejaron claro que se deben considerar las ambigüedades o brechas inevitables en la procedencia, dado el paso del tiempo y las circunstancias de la era del Holocausto. Este caso (…) fue un ejemplo perfecto de esas lagunas y ambigüedades. Con la ayuda del Comité de Restitución se logró una solución salomónica», subrayó Simon Goodman, heredero de la familia, que calificó la devolución de «un momento poderoso».

Sjarel Ex, director de la pinacoteca, consideró que este acuerdo hace «justicia al deseo de encontrar una solución justa a un caso complejo» y mostró su esperanza de que esta decisión conjunta «sienta un excelente precedente» sobre cómo el diálogo entre las partes puede hacer que el proceso sea «más humano y menos legal», a pesar de que «las circunstancias exactas de la pérdida de la posesión sigan sin estar claras».

Los nazis invadieron y saquearon la propiedad de la familia Gutmann en la localidad neerlandesa de Heemstede, y la pareja fue después asesinada en un campo de concentración.

En marzo, Ámsterdam decidió devolver a un heredero judío un cuadro del artista ruso Vasili Kandinsky, adquirido en los años cuarenta, para «reparar una injusticia», a pesar de que el Comité de Restituciones, que asesora en esta cuestión, no considerara probado que el propietario original hubiera vendido el cuadro bajo coacción.

 

[Fuente: http://www.pulsoslp.com.mx]

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, saluda a simpatizantes afuera de su casa del barrio de Recoleta el 1 de septiembre de 2022, en Buenos Aires, Argentina. Ahí fue víctima de un intento de homicidio cuando un hombre se acercó a dispararle sin lograrlo.

Escrito por Hugo Alconada Mon

Los países sin memoria estamos condenados a tropezar con las mismas piedras una y otra vez. Anoche, la jefa de la coalición gobernante y vicepresidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, estuvo a un tris de morir. Un hombre le disparó a centímetros del rostro, pero la pistola no funcionó por milagro o impericia del atacante o lo que fuere. Y el país estuvo cerca, muy cerca, demasiado cerca, de reingresar a su dimensión más oscura y sangrienta.

Las primeras informaciones señalaron que un hombre de 35 años fue hasta la vereda del edificio donde vive Fernández de Kirchner en el barrio de la Recoleta, en Buenos Aires, se mezcló entre los seguidores que cada noche saludan a la líder del Frente de Todos, sacó una pistola y gatilló, sin que el equipo que la custodia lograra impedirlo o siquiera se percatara de lo ocurrido. Terminó detenido por militantes y, después, por los policías.

Con el correr de las horas surgieron más detalles. El magnicida fallido nació en Brasil, pero se crió y vive en la Argentina desde siempre, tiene simpatías con grupos extremos y esotéricos, acumula conductas “raras” e “insensatas” —según coinciden personas que lo frecuentaron— y tiene al menos un tatuaje vinculado a la simbología neonazi.

Quedarse en ese muchacho es, sin embargo, quedarse en lo anecdótico. Sí, habrá que investigarlo, como también deben investigarse las graves fallas de la custodia que sigue a sol y a sombra —o debería seguir— a Fernández de Kirchner. Pero muchísimo más relevante es preguntarse cómo llegamos hasta aquí y qué ocurrirá de ahora en adelante.

La primera pregunta tiene múltiples respuestas y aristas, y no alcanzaría una biblioteca para aportar todas las causales posibles. Pero acaso una causal prevalezca: vivimos en una polarización creciente que ha derivado en una “grieta”, como le decimos en la Argentina, que a estas alturas se acerca más a un cisma social que a un sano, respetuoso y bienvenido debate de ideas contrapuestas. Quien piensa distinto no es alguien con quien pueda discreparse, sino un enemigo, alguien “riesgoso” o, peor, alguien que debe ser despreciado y hasta eliminado.

Así es como hemos normalizado en la Argentina que a Fernández de Kirchner la llamen “yegua”. Que la vicepresidenta tilde de alcohólica a la presidenta del principal partido de la oposición, Patricia Bullrich, y que esta le responda que puede dejar de beber, pero que Fernández de Kirchner no puede dejar de robar. Mientras, el presidente Alberto Fernández dice por televisión que espera que el fiscal federal que pidió 12 años de prisión para Fernández de Kirchner, por presuntamente ser la jefa de una asociación ilícita, no se suicide como lo hizo Alberto Nisman, otro fiscal federal que acusó a la vicepresidenta —cuando, cabe aclarar, la Justicia concluyó que a Nisman lo asesinaron—, mientras que cualquier periodista puede tildar al presidente, también por televisión, de payaso.

Todo eso ocurre, insisto, entre referentes políticos y periodistas de renombre en los principales medios de comunicación. Pero a eso se suma lo que ocurre en algunas redes sociales —a esta altura, antisociales—, donde miles y miles de usuarios se mueven en “burbujas”, ajenos a la realidad y a información verídica, desconectados del mundo que los rodea y retroalimentando sus propias creencias y sospechas, en una dinámica de “sesgo de confirmación” ad infinitum.

Esto ya lo vivimos en la Argentina, mucho antes del advenimiento de las redes sociales. Ocurrió en 1891, cuando un adolescente de 15 años llamado Tomás Sambrice intentó asesinar al dos veces presidente Julio Argentino Roca, convencido de que el “Zorro”, como lo apodaban, era el gran mal que asolaba a la Argentina y que, extirpado ese mal, el país florecería.

Y pasó cien años después, en 1991, cuando otro joven desquiciado de 29 años, Ismael Edgardo Darío Abdalá, disparó contra el primer presidente tras la restauración de la democracia, Raúl Alfonsín. Aquella noche, como anoche, la bala no salió.

La diferencia, sin embargo, es que ahora con las redes sociales debemos lidiar además con la profusión de teorías conspirativas y la irrupción de defensores fanáticos de lo indefendible. Y ya podemos verlo, en Twitter y en Facebook sin ir más lejos, alrededor de la figura de quien anoche intentó matar a Fernández de Kirchner. Solo falta que surja un “club online” de admiradores de Sambrice y Abdalá.

¿Qué ocurrirá de ahora en adelante? El primer dato alentador fue que la inmensa mayoría de los grandes referentes políticos, empresarios y sindicales del país repudiaron sin matices lo ocurrido. El segundo, que la investigación judicial quedó en manos de una jueza y un fiscal respetados, con buenos antecedentes, lo que ahuyentará —más allá de lo que puedan alentar ciertas “burbujas” en las redes sociales— las sospechas de intentos por encubrir lo que fuere.

Dicho eso, esta puede ser —y debería ser— la ocasión para que muchos políticos se miren al espejo, reflexionen sobre cómo han actuado hasta ahora, morigeren sus prédicas incendiarias y se conviertan en los líderes virtuosos que necesita este país sumido en la intolerancia y la pobreza. Y lo mismo corre, hay que decirlo, para muchos periodistas —o comunicadores, no sé cómo llamarlos— que desde las radios, canales de televisión, medios gráficos y otras plataformas se han convertido en parte del problema, más que de la solución.

Hugo Alconada Mon es abogado, prosecretario de redacción del diario argentino ‘La Nación’ y miembro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

[Foto: Tomas Cuesta/Getty Images – fuente: http://www.washingtonpost.com]

Con motivo del fallecimiento del último presidente de la Unión Soviética, se ofrece a continuación una serie de claves sobre la escritura apropiada de algunos términos que pueden aparecer en las informaciones relacionadas con este suceso.

1. Mijaíl Gorbachov, forma adecuada

La transcripción recomendada del nombre propio de este político ruso es Mijaíl Gorbachov.

2. secretario general y presidente, con minúsculas

Los nombres de los cargos, como presidente, secretario general, director, ministro y términos similares, se escriben con minúscula inicial por tratarse de sustantivos comunes.

3. exlíder, no ex líder

El prefijo ex- funciona como todos los demás prefijos y lo adecuado es escribirlo unido a la palabra a la que acompañaexlíder.

4. soviet y sóviet, acentuaciones válidas

El Diccionario de la lengua española recoge esta voz con dos acentuaciones: soviet, como forma aguda, que da como propia de México y Venezuela, y sóviet, con tilde por ser llana o grave acabada en consonante distinta de ene o ese. La Nueva gramática de la lengua española señala que sóviet es la variante más asentada en el español europeo, mientras que soviet «se atestigua tanto en este como en el americano».

Los plurales son soviets y sóviets, respectivamente.

5. Guerra Fría, con mayúsculas

Lo adecuado es escribir Guerra Fría, con mayúsculas, cuando se hace referencia al periodo histórico concreto que tuvo lugar durante gran parte del siglo XX, comprendido entre el final de la Segunda Guerra Mundial y la disolución de la Unión Soviética.

6. URSS, sin puntos

La sigla correspondiente a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas es URSS, sin puntos, no U. R. S. S., pues no es una abreviatura.

7. perestroika y glásnost, con minúsculas y en redonda

Los extranjerismos adaptados al español no necesitan ningún tipo de resalte, es decir, ni comillas ni cursiva. Además, el término perestroika se escribe con minúscula inicial, tal y como aparece en el Diccionario de la lengua española, al igual que glásnostcon tilde, que alude a la transparencia informativa promovida por Gorbachov.

8. Pacto de Varsovia, con mayúsculas iniciales

Los nombres oficiales de los tratados y convenios se escriben con mayúscula inicial en todos sus elementos significativos.

9. antigua Unión Soviética, mejor que ex Unión Soviética

Se recomienda no usar el prefijo ex- antepuesto a un topónimo o a una cosa. Por tanto, se desaconsejan formas como ex-URSS o ex Unión Soviética, que pueden ser sustituidas por la antigua URSS, la desaparecida Unión Soviética…

10. telón de acero, con minúsculas

El diccionario académico define telón de acero como ‘frontera política e ideológica que separaba los países del bloque soviético de los occidentales’. Lo adecuado es escribir esta expresión con minúsculas.

 

 

[Foto: archivo EFE / Henning Kaiser – fuente: http://www.fundeu.es]

Què tenen en comú un llibre, un setrill que no enlleferna els dits i una bicicleta? Doncs que són, cada un en el seu gènere, tres obres mestres del disseny.

Quadre d'una bicicleta

Per exemple, la bicicleta. És un vehicle de tracció humana, d’aspecte fràgil i inestable i, alhora, capaç d’agafar una velocitat considerable. S’utilitza amb finalitats laborals, esportives i simplement de lleure en totes les cultures i en totes les franges d’edat. És imprescindible, per tant, que la seva estructura sigui resistent (per a suportar el pes i les inèrcies), rígida (per a no flexionar-se en els revolts i els sots) i lleugera (per a poder treure el màxim rendiment de l’esforç de qui hi va). I tot això és exactament el que proporciona el quadre de la bicicleta, amb un disseny que, un cop establert —ara fa uns cent anys—, ha continuat quasi inalterable al llarg del temps.

El secret del seu èxit és l’estructura tubular i la intel·ligència amb què està muntada: d’una banda, la utilització de tubs evita el pes de les peces massisses i disminueix la influència del vent; de l’altra, la disposició que adopten aquests tubs permet donar al conjunt un grau de resistència i de rigidesa molt elevat.

Parlem de com estan disposats els tubs, doncs. Si ens hi fixem, veurem que els tubs del quadre d’una bicicleta configuren dos triangles que comparteixen un costat central vertical. Es diu que la forma conjunta que adopten aquests dos triangles fa pensar en un diamant —però potser cal estar-hi familiaritzat per veure-ho.

Pel que fa al triangle de davant, és un triangle aproximadament rectangle, compost pels tubs següents:

  • El tub vertical, amb el seient al capdamunt per a acollir el darrere del ciclista (i amb la particularitat que avui en dia no és ben bé vertical, però tampoc seria el primer que no compleix el que promet).
  • El tub horitzontal, paral·lel a terra, que configura el triangle per la part superior.
  • El tub diagonal, que tanca el triangle per la part inferior, dibuixant una línia diagonal.
  • A més, en la unió entre el tub horitzontal i el tub diagonal també hi ha la pipa de direcció, més o menys vertical, que és el tub molt més curt on s’introdueix la forquilla. (En una bicicleta de carretera es tracta d’una forquilla rígida, d’una sola peça, mentre que  en una bicicleta tot terreny sovint és una forquilla de suspensió, més elaborada i més pesant, pensada per a absorbir les desigualtats del terreny.)

Pel que fa al triangle de darrere, que s’acosta més a un triangle equilàter, està compost també per tubs:

  • El tub vertical, que ja es veu que, a més de no ser ben vertical, manté un peu a cada banda per si de cas.
  • Els dos tirants, paral·lels entre ells i fixats en diagonal a la part superior del tub vertical.
  • Les dues beines, igualment paral·leles entre elles i fixades en diagonal a la part inferior del tub vertical. (La roda de darrere se subjecta en el punt exacte on s’uneixen els tirants i les beines.)

En bicicletes amb un grau d’exigència menor, com ara les bicicletes de passeig o les bicicletes infantils, és freqüent eliminar el tub horitzontal o disminuir-ne l’altura, per a facilitar la maniobra de pujar i baixar de la bici. El quadre que hem descrit, però, se sol fer servir en les bicicletes de carretera, les bicicletes tot terreny i les bicicletes de cicloturisme.

I això des de fa… uns cent anys. Des de llavors, han anat variant els materials i també el gruix i la inclinació dels tubs, però el disseny s’ha mantingut en línies generals perquè és un disseny d’una simplicitat, una resistència i una lleugeresa prodigioses. Potser només comparables a l’enorme encert dels llibres (reduïts, econòmics, acolorits, pleníssims d’informació i de somnis) i a l’elegància dels setrills de bec, que recullen la gota d’oli persistent i tornen a conduir-la astutament cap a dintre.

(Si voleu accedir a les fitxes completes de tots els termes de la imatge, hi podeu fer clic en aquesta infografia interactiva.)

[Il·lustració: CC-BY 4.0 – font: http://www.termcat.cat]

En 2017, Mahvash Sabet était libérée après 10 ans d’incarcération et de mauvais traitements à la prison d’Evin pour son appartenance à une organisation de la communauté religieuse des bahá’í. Ce 31 juillet, la poétesse a été victime d’une nouvelle arrestation, avec deux autres membres du groupe dissous des « Amis de l’Iran ». Ils sont tous trois accusés d’espionnage. Inquiets, le PEN International et plusieurs centres PEN condamnent fermement cette interpellation jugée arbitraire.

ActuaLitté

Publié par Hocine Bouhadjera

Libérer l’écrivaine et poétesse Mahvash Sabet et mettre fin à la répression contre la communauté bahá’íe en Iran, voici ce que réclament les associations engagées pour les auteurs persécutés dans le monde. Selon le ministère iranien des Renseignements, ces trois individus seraient liés au Centre mondial bahá’í en Israël et auraient collecté des informations avant de les y envoyer.

Pour les centres PEN signataires du communiqué, « [l]a présence bahá’íe existait bien avant la fondation de l’État d’Israël, néanmoins, les autorités iraniennes ont longtemps utilisé des allégations “d’espionnage” infondées contre la communauté bahá’íe en Iran. » Ce centre bahá’í, situé dans les villes jumelles d’Akka et de Haïfa, constitue le cœur spirituel et administratif de cette communauté fondée par le Perse Mīrzā Ḥusayn-ʿAlī Nūrī, dit Bahāʾ-Allāh, en 1863.

Leurs arrestations surviennent au milieu d’une répression brutale contre le peuple bahá’í en Iran, où les autorités détiennent plusieurs militants, ont fermé des dizaines d’entreprises bahá’íes et démoli leurs maisons. La première libération des prisonniers en 2008 avait fait espérer un traitement plus égalitaire de cette communauté installée dans plus de 189 pays.

Une martyre de la cause bahá’íe

D’abord enseignante et directrice de plusieurs écoles, Mahvash Sabet collabore aussi au Comité national d’alphabétisation d’Iran. La révolution islamiste de 1979 fait basculer son existence : elle est empêchée de travailler dans l’enseignement public en raison de sa religion. Elle a alors travaillé pendant 15 ans en tant que directrice de l’Institut bahá’í pour l’enseignement supérieur, qui propose un cursus alternatif aux jeunes bahá’ís.

Elle est incarcérée en mars 2008 à l’âge de 64 ans avec six autres membres du groupe des Yaran et condamnée à 20 ans de prison pour « collaboration avec des États ennemis » et « formation d’un groupe illégal ». Elle commence à y écrire de la poésie. Il en sortira un recueil de poèmes, intitulé Poèmes de prison et publié en France en 2016 aux éditions de l’Harmattan (trad. Mary et François Petit).

Membre honoraire du PEN autrichien et danois, elle reçoit en 2017 le prix PEN Pinter qui salue chaque année depuis 2009, le courage d’un auteur international.

Outre la demande de sa « libération immédiate et inconditionnelle », Le PEN International et les centres PEN signataires expriment « de sérieuses inquiétudes quant à la santé de Sabet au milieu de la prévalence continue des infections à Covid-19 dans les prisons et de la négligence médicale délibérée des autorités iraniennes ». L’autrice est aujourd’hui âgée de 69 ans.

Lointaine héritière d’un mouvement chiite ésotérique et mystique du XVIIIe siècle, plus de 100.000 centres bahá’ís, selon le centre mondial de Haïfa, existent à travers le monde. Cette religion récente s’appuie sur le Kitāb-i Aqdas, livre saint rédigé par son créateur Mīrzā Ḥusayn-ʿAlī Nūrī.

 

[Crédits : englishpen1921 (YouTube) – source : http://www.actualitte.com]

Tras seducir a la población con las supuestas maravillas de la dieta vegana, las transnacionales de producción de carne y los grandes fondos de inversión aterrizaron en la industria de los alimentos que se presentan como sustitutos

Industria cárnica

Escrito por Gustavo Duch

Hasta no hace mucho tiempo, seis o siete décadas atrás, la alimentación mayoritaria de la población rural era austera, equilibrada y sujeta a las posibilidades de sus territorios. En paralelo al desarrollismo y a la concentración de la población en las ciudades, desde centros de estudios, universidades y revistas de prestigio –en coordinación con la industria alimentaria– se difundió el mensaje de la necesidad de mejorar los patrones alimentarios, aumentando el consumo de proteínas, especialmente las de origen animal. A fuerza de mucha publicidad y propaganda, pensemos en el caso del fastfood, el mensaje permeó culturalmente y se instaló en el imaginario como el patrón a seguir. Para satisfacer esta demanda “creada”, se justificó, se agradeció y se encumbró a la industria alimentaria capaz de producir mucha leche, carne y sus derivados a precios baratos, sin contemplar ni preocuparse por sus desmedidas externalidades. Se llegó a despreciar y ridiculizar la alimentación y la agricultura tradicional, afectando cuerpos y territorios. De comprar y cocinar alimentos frescos se pasó a los ultraprocesados recalentados en el microondas y la industria salió claramente vencedora. Algo tan íntimo como nuestra alimentación ha acabado delegándose en pocas megaempresas controladas por fondos de inversión.

Sabiendo de lo ocurrido, y ahora que las tendencias alimentarias veganas están alcanzando cuotas importantes, ¿puede ser que se esté repitiendo la historia? ¿Es un éxito inducido culturalmente? Y, si fuera así, ¿son nuevos actores o los de siempre?

Aunque pueda parecer contradictorio, las principales empresas transnacionales de producción industrial de carne son quienes están detrás de los alimentos que, basados en vegetales o en proteínas cultivadas en laboratorios, se presentan como sustitutos de la carne, el pescado, los huevos y la leche. En el informe Proteínas y Políticas de la entidad Ipes-Food o en las páginas de la plataforma científica ALEPH2020 se puede encontrar mucha información sobre esta realidad. Por ejemplo, la empresa Vivera, muy conocida en Alemania, Holanda y Reino Unido por sus más de cien referencias tipo salmón vegano o pollo kebab vegano, pertenece a la brasileña JBS, la mayor productora del mundo de carne avícola y de vacuno y la número dos en producción de carne de cerdo. En la cartera de JBS también descubrimos que es la accionista mayoritaria de la española BioTech Foods, dedicada al sector de la carne cultivada. En Estados Unidos, dos de las principales empresas cárnica del país, Tyson Foods y Smithfield, han creado divisiones propias para producir sus nuggets y salchichas a base de vegetales para competir con las dos líderes en el sector, Impossible Foods (asociado con Burger King) y Beyond Meat. En España nos encontramos con el mismo fenómeno. La mayor integradora del país, líder en macrogranjas de pollos y cerdos, Vall Companys, lanzó en 2019 el proyecto empresarial Zyrcular Foods para elaborar sucedáneos de carne a partir de guisantes, trigo o soja llegada de muy lejos, del cual ya podemos encontrar productos en diferentes supermercados con su marca blanca. Y su expansión seguirá si se les conceden los 134 millones de euros presentados a los fondos de recuperación Next Generation para abordar nuevos retos en este campo.

Si seguimos desmenuzando el mercado vegano, acabamos encontrando a más empresas multinacionales que desde hace décadas controlan la alimentación mundial, como Cargill, Nestlé, Danone, etc. Además, también encontramos fondos de inversión como BlackRock, el mayor del mundo (apoyando a Tyson o JBS entre otras), o Breakthrough Energy Ventures presidido por Bill Gates (participando activamente en Impossible Foods y Beyond Meat).

El aterrizaje de las multinacionales alimentarias en este “segmento” no podía hacerse sin la seguridad de haber seducido previamente a la población. Como siempre, han hecho empresas tan competitivas entre ellas, no tienen ningún problema para encontrar lugares comunes, como la plataforma EAT, gracias a la cual –con “la ciencia” amaestrada y los inversionistas mencionados– se encargan de transmitir y cabildear a favor de estos nuevos patrones alimentarios. Repitiendo cual mantras las maravillas de esta dieta vegana para frenar la crisis climática y garantizar la salud eterna, han conseguido imponer un relato que ha calado en la población y en las administraciones.

Y lo cierto es que reducir la solución de todos nuestros males a retirar de nuestras dietas la proteína animal no solo es un relato reduccionista, también es incorrecto. ¿Por qué no abordan las diferencias en los modelos productivos de proteína animal, sabiendo como se sabe de la importancia de los herbívoros en el ciclo de los nutrientes, el aprovechamiento que hacen de alimentos que no compiten con la población humana, su papel de fertilizadores de la tierra, etc.? ¿Ignoran que una alimentación a base de proteínas de guisantes, soja, maíz o trigo es replicar el mismo modelo de monocultivos responsables de los problemas que dicen quieren solucionar? ¿Por qué no se reconoce la dependencia del petróleo para tanto procesamiento, viajes y plásticos que visten a estos pseudoalimentos?

¿Creíamos que el veganismo era un éxito del trabajo de sensibilización de algunas oenegés? Cárnico o vegano, el capitalismo alimentario de siempre nos aleja de la soberanía que urge recuperar y que solo puede establecerse adaptando nuestra dieta a los ciclos de la abundancia de la tierra que campesinas y campesinos, pastores y pastoras de nuestros territorios correspondientes saben gestionar: en sus huertos y en sus granjas. Lo sencillo es hermoso.

 

[Ilustración: Juan Soto – fuente: http://www.desdeabajo.info]

 

Aida Saco, pianista e compositora de Rianxo, acaba de recibir a bolsa Fullbright do Ministerio de Cultura, que só concede unha a nivel estatal, para estudar música na Manhattan School of Music a partir do mes de xaneiro. Saco mostra o seu agradecemento ante tal recoñecemento e explica o complicado que resulta abrirse camiño no mundo da música. Ademais, a pianista reivindica a necesidade de que as institucións amplíen a programación de música clásica.
A pianista rianxeira estudará música en Manhattan. (Foto: Nós Diario)
Escrito por MAR ÁLVAREZ
—Que sentiu ao saber que recibira a bolsa Fullbright do Ministerio de Cultura?
Non o esperaba. Pensaba aceptar a bolsa que tamén me concederon no Liceo de Barcelona, onde estudei o mestrado, e pasar un verán tranquilo, até que me chegou a noticia de que aceptaran a miña candidatura para estudar na Manhattan School of Music. Soliciteina como quen soña ao grande e ao final saíu ben. O mundo do piano é moi complicado, hai que pelexar sempre por uns obxectivos claros e ser insistente.

—A partir de xaneiro, continuará a súa formación con Solomon Mikowsky, un dos mellores pianistas a nivel mundial.
Unha das razóns polas que quero estudar alí é precisamente por dar clase con el; está considerado un dos mellores profesores do mundo e ten a fama de transformar o seu alumnado de piano en auténticos profesionais, dándolles o toque que marca a diferenza. Ademais, Solomon é unha persoa moi maior e seguramente a nosa promoción sexa das últimas que se gradúe con el.

—Ademais de pianista tamén é compositora. En que lle gustaría especializarse? Como visualiza a súa carreira musical?
Hoxe en día, o gremio musical estase a especializar moito e, dentro do mundo do piano, tamén existen moitos tipos de pianistas, polo que cómpre limitarse a un aspecto concreto. A min gustaríame formarme ao máximo para ser competente na faceta de composición de piano, para tocar as miñas propias pezas, e na de interpretación clásica. Ademais, tamén me interesaría participar na musicalización dalgún proxecto audiovisual, pero sempre enfocando a miña carreira como pianista compositora.

En canto aos estilos musicais, no referido á composición, gústame a música minimalista e a de banda sonora. Non habitúo compoñer música académica, por iso considero que as miñas dúas facetas se complementan moi ben, pois, mentres que a través da interpretación podo chegar ás obras mestras da historia da música occidental, a composición permíteme afastarme do mundo académico e potenciar a miña parte máis creativa e persoal.

A música é moi sacrificada e precísase contar cunha gran vocación e ter uns obxectivos moi claros para ser capaz de levantarse cada vez que unha cae

—Que lle diría a unha crianza que quere abrirse camiño no mundo da música co piano?
Cando se está fóra deste mundo, non se chega a saber o duro que é. A música é moi sacrificada e precísase contar cunha gran vocación e ter uns obxectivos moi claros para ser capaz de levantarse cada vez que unha cae. Supoño que lle diría que para levar a cabo unha carreira musical cómpre manter a felicidade e a estabilidade emocional distanciándose dos xuízos alleos e abrindo o camiño por vocación propia. Constancia, dedicación e non desistir nunca dos obxectivos.

—Como observa o panorama actual da música clásica?
Eu penso que hai sitio para todo o mundo. Quizais non todas as persoas que nos dedicamos á música temos que aspirar a ser concertistas ou solistas internacionais porque, entre outras cousas, eses postos non dependen só das nosas habilidades senón de diversos factores externos que non podemos controlar. Existe un espazo para vivir da música pero, se non se atopa, unha ten que crealo. Neste mundo non podemos esperar que ninguén nos veña abrir o camiño, temos que mostrarnos proactivas a probar distintas cousas e estar sempre en constante formación.

Tamén considero que, nos últimos anos, o nivel musical no panorama académico galego subiu en gran medida. Hai un gran nivel e as músicas e músicos contan cunha gran formación, e isto irá en aumento. Porén, gustaríame que se lle desen máis oportunidades á programación de música clásica de piano, e abrir esa programación a novos espazos; dalgunha forma « democratizala » e achegala á xente nova, pois é a forma na que a sociedade pode conectar con ela.

[Fonte: http://www.nosdiario.gal]

Dans son 29 e  roman, le prix Nobel de littérature nous entraîne dans un dédale brouillardeux où s’enchevêtrent la mémoire et l’oubli. « Encre sympathique » élève le génie modianesque à son acmé.

Prix Nobel de littérature, Patrick Modiano poursuit son oeuvre dans les zones grises de la mémoire et de l'oubli.

Prix Nobel de littérature, Patrick Modiano poursuit son oeuvre dans les zones grises de la mémoire et de l’oubli.

Écrit par Thierry Gandillot

L’affaire Noëlle Lefebvre aura duré un demi-siècle. C’était la première enquête que le patron de l’agence de détective Hutte a confiée à son stagiaire, Jean Eyben, vingt ans. Le dossier est mince : une simple fiche dans une chemise bleu ciel. La jeune femme a disparu depuis un mois, confirme la concierge de son immeuble du 15e arrondissement. Rien en poste restante au bureau des PTT. L’enquête démarre mal.

En traînant au bistrot du coin à la recherche d’informations plus substantielles, l’apprenti détective est abordé dans un café de la rue de la Convention par un certain Gérard Mourade. Lui en sait un peu plus. Noëlle travaillait chez Lancel, était mariée, selon lui, à un certain Roger Behaviour, dont on apprendra trente années plus tard qu’il faut l’orthographier Béavioure. Mis en confiance, Mourade confie qu’il possède la clef de l’appartement de Roger et Noëlle, rue Vaugelas. Mu par une intuition, Eyben ouvre le tiroir d’une table de nuit et y découvre, dans un double-fond, un carnet cartonné où figurent quelques notes datées du 7 janvier au 5 juillet. La dernière entrée a été rédigée gare de Lyon. Le carnet comporte plusieurs noms et adresses énigmatiques : hôtel Bradford, Andrée Roger et le petit Pierre rue Vitruve, Miki Durac boulevard Brune, la Boîte à magie, Pierre Mollichi dancing de la Marine, Sologne, château de Chêne-Moreau, Marion Le Phat Vinh de la société de transport Viot & Cie… A la date du 28 juin, elle écrit : « Si j’avais su »… Malgré ses recherches Eyben lance des pistes ; rien n’aboutit.

Les blancs d’une vie

Au fil des années, l’affaire s’estompe dans l’esprit de Jean Eyben, même si des souvenirs lui reviennent par intermittence. « Il y a des blancs dans une vie, mais parfois ce qu’on appelle un refrain. Pendant des périodes plus ou moins longues, vous ne l’entendez pas et l’on croirait que vous avez oublié ce refrain. Et puis un jour, il revient à l’improviste quand vous êtes seul et que rien autour de vous ne peut vous distraire. Il revient comme les paroles d’une chanson enfantine qui exerce encore son magnétisme. »

« Encre sympathique » élève le génie modianesque à son acmé. le narrateur voudrait bien démêler le vrai du faux, mais sans hâte. Il s’y emploie à temps partiel, laissant les intuitions, les indices, les hasards, les déambulations faire leur chemin dans un dédale brouillardeux où s’enchevêtrent la mémoire et l’oubli. Modiano ou l’art du flou orchestré.

Encre sympathique

de Patrick Modiano

Gallimard,137 pages, 16 euros.

[Photo : Francesca Mantovani pour les éditions Gallimard) – source : http://www.lesechos.fr]

ONU Derechos Humanos en México acaba de publicar un libro contando historias sobre las valientes acciones de mujeres indígenas defendiendo sus propios derechos. En vísperas del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Noticias ONU te trae la historia de Miriam, una mujer zapoteca que lucha por la preservación de su cultura, su tierra y su lengua.

Miriam Pascual Jiménez, mujer zapoteca de la sierra norte de Oaxaca, es antropóloga social y abogada y ha dedicado gran parte de su vida a la defensa de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, y a la preservación de su cultura, su tierra y su lengua. Su historia ha sido recogida en un libro or ONU Derechos Humanos en México.

Miriam Pascual Jiménez, mujer zapoteca de la sierra norte de Oaxaca, es antropóloga social y abogada y ha dedicado gran parte de su vida a la defensa de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, y a la preservación de su cultura, su tierra y su lengua. Su historia ha sido recogida en un libro por ONU Derechos Humanos en México.

Miriam Pascual Jiménez es una mujer zapoteca, originaria de la sierra norte de Oaxaca, de la comunidad de Guelatao. Es antropóloga social y abogada y ha dedicado estos últimos años a trabajar por la defensa de mujeres y niñas en temas relacionados con la defensa del territorio, el combate a la trata de personas y la defensa de los derechos de las mujeres en Guelatao.

Miriam, es una mujer muy alegre, solidaria y decidida que ha dedicado una gran parte de su vida a la defensa de los derechos humanos y a la preservación de su cultura, tierra y lengua. Su historia ha sido documentada recientemente en el libro Las valientes aventuras de mujeres defensoras. Relatos para niñas y niños de todas las edades, editado por ONU Derechos humanos.

Miriam creció y vivió en Guelatao y vio como sus familiares, aunque salían de la comunidad por motivos de trabajo o para estudiar, al final siempre volvían para regresar algo a la comunidad.

Ella fue afortunada ya que tuvo la oportunidad de estudiar dos licenciaturas.

“Prácticamente un privilegio dentro de la región. Somos muy pocas personas las que alcanzamos una educación universitaria. Es un tema complicado porque la discriminación en el sistema educativo hacia los pueblos originarios es gigantesca. Entonces en realidad yo logro estudiar porque mi abuela rompe con la tradición del matrimonio forzado hacia ella”, señala.

Primero estudió Antropología Social en Puebla y luego Derecho en la Ciudad de México. Fueron muchos los obstáculos que tuvo de sortear para poder concluir sus estudios: desde discriminación hasta la falta de recursos.

Por ejemplo, tuvo que vender dulces, para terminar las carreras. Pero es en ellas donde se especializa en derechos humanos.

En la primera licenciatura aprendió a documentar casos de violaciones a derechos humanos; y en la segunda, a llevar a cabo litigios estratégicos.

Comenzó a trabajar en diversos temas como delincuencia organizada, pueblos indígenas, desapariciones y trata de personas: “Pero siempre, en mi memoria todos los días, estaba la sierra”.

Miriam es ahora la titular de la Instancia Municipal de la Mujer del municipio de Ixtlán de Juárez.

ONU México – Miriam es ahora la titular de la Instancia Municipal de la Mujer del municipio de Ixtlán de Juárez.

De vuelta a casa

Guelatao es una comunidad que se rige por el sistema normativo de usos y costumbres. Miriam volvió hace unos años a retornar algo a su comunidad.

“Si bien yo soy defensora de derechos humanos, el servicio que yo brindo no solo en la comunidad, sino en la región, está muy enfocado a la promoción y difusión y resignificación de lo que son los derechos humanos. (…) Por eso es necesario el discurso de los derechos humanos, apropiarnos de él para interactuar entre nosotros, pero más para interactuar en ese contexto mundial, porque si no es con los derechos humanos, definitivamente no hay un parámetro de igualdad para relacionarse”, explica Miriam.

Para ella el gran reto en la región es quitar el estigma sobre los derechos humanos, “(…) porque en nuestra vida cotidiana siempre nos han dicho que eso no es para nosotros”. Mientras nosotros no nos asumamos en ese contexto jurídico internacional, vamos a seguir siendo vistos como cosas, como objetos, como patrimonio, no como personas”.

Difundir el mensaje de forma clara

El segundo reto fue hacerlo de una forma que sea respetuosa con la comunidad, que no traiga un lenguaje técnico, que nadie entienda. “Es como si tú creyeras que no existe conocimiento dentro de la comunidad, entonces buscamos dónde estaban los derechos humanos dentro de la comunidad y comenzamos a hacerlo a través de talleres de fotografía, de talleres de radio, de talleres de guion, de talleres de locución. En fin, todo por el tema cultural”.

En este trabajo la radio ha sido la herramienta a través de la cual han logrado difundir información e involucrar a la comunidad que enfrenta dificultadores para tener acceso a tecnología o Internet.

Miriam, además, es ahora la titular de la Instancia Municipal de la Mujer del municipio de Ixtlán de Juárez, que se encarga de guiar a las autoridades para emitir leyes respetuosas que garanticen la vida libre de violencia. También de coadyuvar con la Fiscalía y con las instituciones del Estado, para que tengan un enfoque intercultural.

Para ella hay dos tareas indispensables: fortalecer el proceso de difusión de la información en derechos humanos y eso implica tener una radio propia; y contar con refugio para mujeres víctimas de violencia.

Y, entre tanto, Miriam acude con los jóvenes de la comunidad a grabar cápsulas de radio para difundir información sobre derechos humanos, al tiempo que rescata el conocimiento tradicional de las personas zapotecas de la región.

Este año el Día Internacional de los Pueblos Indígenas tiene como tema “El papel de las mujeres indígenas en la preservación y transmisión del conocimiento tradicional”.

Para ella, haber contribuido a crear el libro publicado por ONU Derechos Humanos “significa la posibilidad de decir que, a pesar de los obstáculos, tenemos que tomar compromisos con la comunidad desde los saberes de la comunidad o desde los saberes de donde los obtengamos. Porque hay conocimiento en todas partes”.

A través de la radio, Miriam difunde información sobre los derechos humanos e implica a los jóvenes de la comunidad.

ONU México – a través de la radio, Miriam difunde información sobre los derechos humanos e implica a los jóvenes de la comunidad.

Amplificar la voz de las mujeres indígenas

Miriam es un perfecto ejemplo del lema del Día Internacional de los Pueblos Indígenas pues, como señala el secretario general de la ONU en un mensaje con motivo de la efeméride, ellas “son defensoras denodadas de las lenguas y las culturas indígenas” y “defienden el medio ambiente y los derechos humanos de los pueblos indígenas”.

Por ese motivo, António Guterres sostiene que “para construir un futuro equitativo y sostenible que no deje a nadie atrás, debemos amplificar las voces de las mujeres indígenas” y destaca que “los conocimientos tradicionales indígenas pueden ofrecer soluciones a muchos de nuestros desafíos comunes”.

Trabajo de la ONU en México con los pueblos indígenas

En México habitan 68 pueblos indígenas, el 10% de su población total.  Su patrimonio lingüístico incluye 68 lenguas originarias, colocando a México en el décimo lugar con la mayor diversidad lingüística del mundo.

La promesa de la Agenda 2030 de no dejar a nadie atrás reviste una importancia crucial para los pueblos indígenas. A su vez, los pueblos y comunidades indígenas tienen mucho que aportar al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por ello, las acciones de las Naciones Unidas en México tienen un enfoque de interculturalidad, el cual promueve la diversidad y focaliza esfuerzos para combatir la discriminación, favorecer la inclusión, integración y equidad en el acceso a las oportunidades de desarrollo de los pueblos y las comunidades indígenas.

Algunos de los esfuerzos que acompaña ONU México para alcanzar estos objetivos son:

  • Ayudar al diseño de leyes en materia de igualdad, inclusión y no discriminación en el ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas, incluida la consulta previa
  • Promover el derecho a una educación intercultural que fomente sus saberes y tradiciones
  • Crear condiciones de igualdad en la integración de los pueblos indígenas, incluidas las mujeres, en las cadenas productivas
  • Participar en los espacios de toma de decisiones y fortalecer sus capacidades para el empoderamiento económico y la gestión sostenible de los recursos de los pueblos indígenas
  • Gestionar un conocimiento que garantice la libertad de expresión y el desarrollo de medios de comunicación y del patrimonio lingüístico
  • Combatir los distintos tipos de violencia, incluyendo contra las mujeres y defensores de derechos humanos de los pueblos indígenas

[Fuente: http://www.un.org]

Des visiteurs dégustent du vin rouge lors d’une séance de dégustation de vin au château Carbonnieux à Cadaujac, près de Bordeaux, en 2019. AFP

Écrit par Magalie Dubois

Doctorante en Économie du vin, Burgundy School of Business

Claude Chapuis

Professeur en viticulture et culture à la School of Wine & Spirits Business, Burgundy School of Business

Olivier Jacquet

Historien de la vigne et du vin, Université de Bourgogne – UBFC

Cet article aurait aussi bien pu s’intituler : « Comment Louis Pasteur a inventé l’œnologie ». Mais si dès 1856 Louis Pasteur a révélé que des micro-organismes sont à l’origine de la fermentation alcoolique, il n’a en réalité pas inventé l’œnologie. Avant le début du XIXe siècle, la production du vin était encore empirique et basée sur l’observation et ce n’est qu’avec l’essor des sciences que naîtra l’ambition de « gouverner le vin ».

Le terme « œnologie » est utilisé pour la première fois en 1636, mais il ne prend un caractère scientifique qu’en 1807. Dans L’art de faire le vin, Chaptal décrit l’œnologie comme la « science qui s’occupe de la fabrication et la conservation du vin ». L’œnologie quitte le champ de l’agronomie pour celui de la chimie.

Le vin médecin

Le vin est l’objet d’étude de nombreux hommes de sciences, comme le montre très bien l’historienne Sénia Fedoul. L’œnologie se construit comme science en devenir grâce à des pharmaciens (qui procèdent à l’analyse des vins et au dosage des produits œnologiques), des chimistes et des médecins. Jusqu’au début du XXe siècle, le corps médical dans sa grande majorité attribue au vin des vertus sanitaires. Chez certains spécialistes, selon sa quantité, son origine ou sa typologie, un vin guérira tel ou tel symptôme. Le Projet de codex œnothérapique du Dr Eylaud publié en 1935 illustre très clairement le mouvement. Au XIXe siècle quoi qu’il en soit, à cause du développement incontrôlé des bactéries, la consommation d’eau reste souvent plus dangereuse que celle du vin. Ce qui explique que Pasteur déclarait encore en 1866 : « Le vin est la plus saine et la plus hygiénique des boissons ».

Les travaux de Pasteur, commandés par Napoléon III, étaient liés à des enjeux économiques nationaux. En trouvant une solution à la conservation des vins, l’Empire serait à même de satisfaire les exigences du négoce en termes de qualité. Assurer la stabilité des vins durant leur voyage constituerait un avantage décisif sur les concurrents à l’export dans le cadre des accords de libre-échange signés dans les années 1860.

Le vin peut fermenter deux fois sans se transformer en vinaigre

Revenons à la fermentation et à l’importante découverte de Pasteur : en plaçant les vignes sous des serres, il observe que la fermentation alcoolique ne démarre pas. Il en déduit l’importance des levures naturellement présentes sur la peau des baies dans le processus de fermentation alcoolique. La fermentation alcoolique est la transformation des sucres en alcool, elle démarre dès que la pulpe du raisin est en contact avec la partie externe de la peau des grains.

Pasteur découvre également dès le milieu du XIXe siècle l’existence de ferments lactiques auxquels il attribue la responsabilité de maladies dans le vin. Pour lui, les levures font le vin et les bactéries l’endommagent.

Cette idée que les micro-organismes qui transforment l’acide malique naturellement présent dans le vin en acide lactique sont préjudiciables au vin va donc perdurer. Elle perpétuera une perception négative du phénomène jusqu’au milieu de XXe siècle en dépit de nombreux travaux constatant la fermentation malolactique.

Selon l’œnologue Michèle Guilloux-Benatier, un changement de perspective s’opère pour la première fois avec Louis Ferré en 1928. Le directeur de la Station œnologique de Beaune estime que la fermentation malolactique « conduit le plus souvent à une amélioration de la qualité des vins rouges ». Mais les idées de Pasteur ont la vie dure et il faudra attendre les travaux des Bordelais Ribéreau-Gayon et Peynaud en 1937 et 1944 pour que s’opère un changement de paradigme. L’existence générale et normale d’une diminution de l’acidité des vins par les bactéries est ainsi mise en évidence et prend un caractère définitivement positif. Pour eux, « sans fermentation malolactique, il n’y aurait pas de grand vin rouge de Bordeaux ». Cette désacidification biologique du vin sous l’action de bactéries est aujourd’hui utilisée très largement pour conférer aux vins souplesse, rondeur et stabilité microbiologique.

Chai. Unsplash

Du décryptage de l’activité fermentaire des levures à l’œnologie contemporaine

Avant la Seconde Guerre mondiale, un premier mouvement s’opère en lien avec la densification des réglementations. L’œnologie analytique pratiquée par les chimistes – les laboratoires de la répression des fraudes en particulier – pour détecter le malversations et les produits non marchands conduit les scientifiques à contrôler davantage la qualité des productions avant leur mise en marché. Le quasi-monopole des négociants dans les activités de production, d’élevage et de vente des vins est dans l’entre deux guerres remis en question par l’émergence de nouveaux opérateurs : les vignerons et les coopératives commencent eux aussi à produire et commercialiser leurs vins.

Au sortir de la Seconde Guerre mondiale, la relation directe entre les vignerons et les consommateurs est encore limitée et l’asymétrie d’information prévaut sur le marché du vin. La volonté des pouvoirs publics de développer les vins d’Appellation d’origine contrôlée (AOC) et les Vins délimités de qualité supérieure (VDQS) combinée à l’essor des nouveaux opérateurs provoque un rapprochement entre le monde de la production et les œnologues. Puisqu’il s’agit de respecter les contraintes normatives caractérisant la qualité des vins (acidité, volatile, degré alcoolique…) les scientifiques multiplient les formations et entrent même progressivement dans le chais.

Au milieu du vingtième siècle, l’industrialisation croissante entraîne des changements scientifiques et techniques, ainsi qu’une augmentation de la compétitivité et de l’internationalisation de l’industrie alimentaire. Ce phénomène conduit au développement ou à la création d’organisations capables de prescrire et d’uniformiser les normes de plus en plus nombreuses imposées aux production alimentaires.

La fondation de l’Organisation internationale de normalisation (ISO) en 1947 et le renforcement des actions de l’Organisation internationale de la vigne et du vin (OIV) sont emblématiques de ce processus de standardisation. Il favorise le développement des sciences sensorielles basée sur des techniques d’évaluation standardisées. Les premiers praticiens de l’analyse descriptive (brasseurs, parfumeurs et mais aussi les œnologues américains) commencent à développer l’analyse descriptive en utilisant une méthodologie quantitative. Lors de la création du diplôme national d’œnologue (DNO) en 1955, professeurs et élèves pratiquent encore essentiellement une œnologie analytique de laboratoire très centrée sur les défauts des vins. Mais les transformation sociales, économiques et techniques entraînent une évolution rapide de la science œnologique et de ses applications.

De l’œnologie de laboratoire à l’œnologie conseil

Les années 1970 constituent un tournant pour l’agriculture française, avec le renforcement des réglementations normatives et le passage d’une économie de l’offre à une économie de la demande. Les premières associations de consommateurs, apparues dans les années 1950, à l’instar de l’Union Fédérale des Consommateurs prennent de l’ampleur. Leur émergence, couplée à la montée en puissance du service de répression des fraudes et la multiplication des supermarchés poussent les producteurs à normaliser la qualité de leurs produits. Pour répondre à la demande du marché les producteurs doivent se spécialiser davantage et naît le besoin d’une œnologie de conseil.

Depuis Pasteur, l’œnologie de laboratoire permet grâce aux analyses effectuées d’adapter les actions des viticulteurs et des négociants dans les chais. Dans les années 1970, l’œnologue Emile Peynaud sera l’un des premiers à se déplacer directement chez ses clients pour suivre la vinification. Mais il ne se contente pas de quitter son laboratoire, devenant un œnologue de terrain, il accompagne également les domaines pour lesquels il travaille, devenant du même coup un des premiers flying winemakers (œnologue conseil) de sa génération. Il souligne notamment l’importance de la maturité phénolique et du contrôle de la température lors de la fermentation sur la qualité des vins. Les noms de Château Margaux, Château Leoville Las Cases, Château Lagrange ou Château Pontet-Canet vous sont familiers ? Ils ont tous été ses clients.

L’avenir de l’œnologie

Depuis ses débuts, l’œnologie est une discipline dont le périmètre n’a cessé d’évoluer. Le passage d’une œnologie empirique puis analytique de laboratoire à une œnologie de conseil et d’intervention reflète les évolutions de la filière. On observe une structuration de la filière autour de l’œnologie. Il est aujourd’hui pratiquement indispensable de justifier d’un diplôme viticole pour reprendre une exploitation (des cours d’œnologie y sont nécessairement dispensés). La quasi-totalité des domaines viticoles font aujourd’hui appel à des œnologues pour la production de leurs cuvées. Certains œnologues conseils agissent eux-mêmes comme un signal de qualité pour les marques qui les emploient. Ces dernières n’hésitent pas à mettre en avant des noms d’œnologues français comme Michel Rolland (qui conseille pas moins de 240 domaines dans 14 pays différents) ou Stéphane Derenoncourt (qui conseille 147 domaines dans 17 pays).

L’avenir de l’œnologie réside peut-être partiellement dans le développement de l’œnologue comme marque et élément clef du système de représentation de valeur.

 

[Source : http://www.theconversation.com]

 

 

Escrito por Tomás Villegas

Ya sea a modo de fuga, de rapto, de robo, el policial ha sabido nutrirse —desde sus mismos orígenes— de las más variadas formas de la desaparición. Con Tinta simpática, su reciente novela, el Nobel francés Patrick Modiano (Boulogne-Billancourt, 1945) recrea un mundo vaporoso en el que el etéreo Jean Eyben —un aspirante a detective— intenta dar con la escurridiza —la desaparecida— Noëlle Lefebvre.

Poco o nada de información trae consigo el expediente sobre la dama: una foto en blanco y negro, ciertas señas particulares, alguna que otra dirección y, por supuesto, su nombre. Esos pobres signos resultan, desde luego, claves para el “caso” y, fundamentalmente, para la existencia de la novela, que no deja de ser una escritura que intenta recordar y repensar a medida que se inscribe desde un presente atiborrado de baches y lagunas.

Porque quien escribe, a treinta años de la desaparición de la mujer, es el propio detective, quien, capítulo a capítulo, se apoya en una premisa no del todo inconsciente: allí donde el trabajo de la memoria trastabilla, la escritura habilita un camino que ella, y solo ella, es capaz de señalizar. El título de la novela alude a una clase especial de tinta, invisible en primera instancia, pero sensible, con el paso del tiempo y con determinada sustancia, de emerger a la luz. Casi a mitad del libro, el narrador reflexiona sobre la escasa información que recaba una libretita personal de Noëlle: ¿y si estuviera redactada con esa tinta simpática? ¿No se trataría, entonces, de dejar que el tiempo transcurra, de releer con otra mirada lo que, a primera vista, luce como una mera página en blanco? Y más aún: ¿si fuera la memoria —ese tema caro a Modiano—?, ¿si fuera la identidad de uno la que se escribe con este peculiar líquido?

Hay lagunas en el recuerdo del detective, vacíos en el expediente de la dama, huecos en la historia, blancos en la escritura del narrador. Información estimativa, aproximativa, acercamientos: todo lo necesario para que la pesquisa (de la mujer, de los hechos, de sí mismo) continúe, prácticamente, ad infinitum. El descubrimiento, el desciframiento del enigma, se entiende, conllevaría el fin de la búsqueda, de la historia, de la escritura. La pulsión literaria desestima, así, aquello que los informes policiales exigen con la autoridad del realismo: la rigurosidad y exactitud de los hechos; una descripción aséptica, definitiva, enemiga de cualquier vaguedad o sugerencia.

Modiano, se sabe, ha hecho de la desaparición uno de los corazones de su poética. Así como en 1997, enmarcándola en la ficción, siguió las huellas de Dora Bruder, una joven franco-judía de existencia real que huyó de París durante la ocupación nazi, aquí dispone de una serie de episodios esquivos y de unos caracteres volátiles para darle entidad —esto es, desplazamiento incesante— al secreto que entraña el discurrir de la escritura.

Por minucioso que sea el examen sobre la vida de una persona, sostiene el narrador, siempre se abrirán en ella, insistentes, diversas líneas de fuga. Fallos de la memoria, baches, silencios. Esta insuficiencia es la marca característica que instala la posibilidad literaria, y que cifra en la desaparición el motor que ruge sordo, aunque inclaudicable.

Sordo, puesto que, si bien lo onírico y lo evanescente son los condimentos que alimentan una atmósfera enrarecida, propia de una conciencia irresoluta, de un investigador y de una investigada etéreos, no habría que confundir la naturaleza de ese clima y de esos caracteres con la fuerza, la potencia, la vida de una novela. “Tengo que reconocer que esta historia —confiesa el jefe del detective— no es que me despierte una gran pasión”. Probablemente no esté solo en su sentir.

Patrick Modiano, Tinta simpática, traducción de María Teresa Gallego Urrutia, Anagrama, 2022, 128 págs.

 

[Fuente: http://www.revistaotraparte.com]

Guía de nomes galegos, un recurso en liña coa forma estándar de máis de 1500 antropónimos que forman parte da tradición galega, moitos deles dende a Idade Media, xa pode consultarse en liña nesta mesma páxina web. Cada entrada explica a orixe e o significado do antropónimo, achega a historia ou as lendas dos personaxes que primeiro o levaron ou que o fixeron popular e recompila as correspondencias con outras linguas, entre outra información. O recurso complétase cunha listaxe de nomes femininos e outra de masculinos descargables.

A Guía de nomes galegos é un traballo do Seminario de Onomástica da Real Academia Galega coordinado por Ana Boullón Agrelo. “A finalidade principal desta obra é dar a coñecer á comunidade galega as formas estándares dos nomes persoais; esta ferramenta permitiralle galeguizalos ou escollerlles nomes ben xeitosos para as fillas ou fillos”, explica a académica de número.

Ana Boullón, o coordinador do Seminario de Onomástica, Antón Santamarina, e o presidente da Academia, Víctor F. Freixanes, presentaron esta mañá na sede da institución este novo recurso. “Con el a Academia culmina un proceso que responde a unha demanda que dende hai tempo viñan facendo os nosos usuarios: unha guía de nomes actualizada, documentada, que serve de orientación para pais e nais que queren para os seus fillos e fillas nomes propios da nosa cultura, da nosa tradición e da nosa memoria histórica. Un servizo máis da RAG á sociedade galega”, salienta o presidente.

A Academia agarda ofrecer tamén proximamente unha guía de apelidos, na que vén traballando dende hai tempo o Seminario de Onomástica, ”igual que traballa na actualización permanente do Nomenclátor”, engade Víctor F. Freixanes, en referencia ao labor de estudo e preservación dos nomes da terra que desenvolve a RAG.

Nomes silenciados nos rexistros e transmitidos oralmente
O repertorio antroponímico do galego, como acontece en todas as linguas, foise compoñendo ao longo do tempo con elementos culturais de moi diverso signo. “A relixión, a literatura, a política ou préstamos doutras linguas son parte deles. No caso dos nomes galegos, a partir do século XVI non se pode obviar o proceso de substitución polos seus correspondentes casteláns nos textos escritos, pero cómpre ter en conta que moitos seguiron a existir ata a actualidade fóra dos rexistros oficiais mais con moita vitalidade oral”, apunta Ana Boullón.

Estes nomes silenciados nos documentos escritos nalgúns casos seguiron a empregarse como nomes de casas (casa de Lourenzo) ou mantivéronse como apelidos, continuando co antigo uso patronímico (Lois) ou como haxiotopónimos, é dicir, nomes de lugar baseados en nomes de santos (Uxía, Tomé); e outro grupo conservouse nos refráns, a partir das calidades atribuídas ao santo portador (Brais). O elenco recólleos xunto a nomes galegos que non teñen unha forma diferencial con respecto ao castelán ou outras linguas da Península Ibérica, como María (nome feminino máis frecuente dende que se conservan rexistros escritos) ou Manuel. Todos eles son antropónimos con presenza significativa en Galicia –en calquera momento dende a Idade Media–, un dos criterios que se tivo en conta para a confección da guía.

Os novos nomes: dos hipocorísticos aos nomes de lugar
O repertorio tamén inclúe, xunto ás formas tradicionais, moitos nomes novos que irromperon nos rexistros dende a eliminación legal da prohibición de escoller antropónimos galegos para as nenas e os nenos (1977). É o caso de numerosos nomes de lugar (Ézaro, Deva, Aldán, Xalo, Sarela, Eume…) ou formas do léxico común (Area, Eira, Dorna), que ata daquela non foran empregados para nomear persoas.

Outra fonte importante foron as variantes familiares (hipocorísticos) que apareceron nas últimas décadas nos rexistros (Catuxa, Maruxa, Xandre, Xela). Algúns deles, dado o considerable número de concorrencias que suman, segundo o Instituto Galego de Estatística, entran na guía como lemas propios.

Finalmente, o Seminario de Onomástica tamén considerou os nomes que, procedentes doutras linguas, se acomodan ás características do galego (Xeila ou Aixa). O repertorio é, en calquera caso, un elenco aberto, porque a creatividade segue a mostrarse en novos nomes que van aparecendo nos rexistros oficiais. Cóntase tamén coa participación da cidadanía para suxerir novas incorporacións, emendar deficiencias e incrementar a información das entradas.

Unha fonte de divulgación da historia e das lendas
A entrada de cada nome ofrece información etimolóxica, as equivalencias noutras linguas, variantes e hipocorísticos, un mapa da distribución municipal proporcionado polo Instituto Galego de Estatística e un apartado de motivación que procura satisfacer a curiosidade sobre a historia ou a lenda de personaxes que se chamaron así.

O Seminario de Onomástica prestoulles especial atención aos nomes de figuras importantes da historia e da mitoloxía galegas. “Consideramos que esta guía tamén debe contribuír a un maior coñecemento da historia de Galicia, a medieval en particular, tan esquecida, agochada e mesmo negada, pois poucas veces aparece na historiografía oficial peninsular -española ou portuguesa- coa importancia que tivo o reino medieval de Galicia”, sinala o equipo na presentación da obra. E canda reis e raíñas como Afonso e Orraca, tamén abondan as referencias a persoeiros da cultura galega e universal (Rosalía, Begoña Caamaño, Xela Arias, Celso Emilio Ferreiro, Gabriela Mistral ou Óscar Wilde) e mais a autores que falaron de Galicia nas súas obras, como Isidoro de Sevilla ou Gregorio de Tours.

O equipo
A comisión académica do Seminario de Onomástica encargada da redacción e actualización da Guía de nomes galegos está formada por Xesús Ferro Ruibal, Xosé María Lema, Gonzalo Navaza, Luz Méndez, Xosé Antón Palacio, Ramón Lorenzo, Vicente Feijoo, Ana Boullón e Antón Santamarina. A obra contou ademais coa contribución de María Teresa Amado. na revisión das etimoloxías dos nomes de orixe grega, e de Patxi Salaberri, para os nomes de orixe éuscara. A edición correu a cargo de Nélida Cosme, que tamén traballou na revisión textual xunto a Carme Cambre e Adrián Estévez.

O repertorio partiu do Diccionario dos nomes galegos (Ir Indo, 1992), dirixido polo académico Xesús Ferro Ruibal e redactado no seu día por un equipo do que formaron tamén parte a académica de número Ana Boullón, o académico correspondente Xosé María Lema, Fernando Tato Plaza e Xosé María García, lembra Antón Santamarina. A Guía de nomes galegos actualiza e amplía a información daquela obra, esgotada na actualidade, e pona a disposición de toda a cidadanía na Rede, facilitando así a súa consulta e a interacción coas persoas usuarias de cara á introdución de novas entradas e a corrección de posibles erros.

 

[Fonte: http://www.academia.gal]

Els aspirants a obtenir un certificat poden trobar els criteris compartits als webs de les administracions catalana, andorrana, balear i valenciana

Un llibre d\'aprenentatge de la llengua catalana

El reconeixement mutu dels certificats de coneixement del català dels governs català, andorrà, balear i valencià ha guanyat visibilitat amb la unificació de la informació als seus respectius webs, fruit de l’acord dels governs que formen part de la Declaració de Palma. Així, els webs de cada govern publiquen la mateixa informació en relació a l’acreditació dels diversos nivells de coneixements de català. “Aquest acord dona visibilitat a la unitat de criteris de certificació i evidencia la unitat de la llengua”, han assenyalat des del Govern.

Creuen que la iniciativa és una millora per als ciutadans que volen obtenir un certificat perquè se’ls ofereix un punt d’entrada comú per tenir tota la informació necessària sobre l’oficialitat dels certificats, nivells i descripció de les proves i contactes de cada administració.

El passat 1 de juliol, els representants de la política lingüística dels governs català, balear i valencià es van reunir a Palma i van anunciar l’acord, al qual s’hi ha afegit el govern andorrà.

Els certificats que expedeixen la Generalitat de Catalunya, els govern d’Andorra i de les Illes Balears i la Generalitat Valenciana a partir de la superació d’una prova tenen reconeixement mutu i són el mitjà principal per acreditar un nivell de català davant qualsevol organisme d’aquests quatre territoris. Aquests certificats segueixen els continguts del Marc europeu comú de referència, que ha esdevingut l’estàndard en l’acreditació de coneixements de llengües a la Unió Europea.

 

[Imatge: Institut Ramon Llull – font: http://www.racocatala.cat]

El Tribunal Oral Federal 2 de San Martín condenó a tres integrantes del Batallón de Aviación 601: Luis del Valle Arce, Delsis Ángel Malacalza y Eduardo Lance, así como a Santiago Omar Riveros, excomandante de Institutos Militares. El fallo marca un hito al dar por acreditada la existencia de los vuelos de la muerte en Campo de Mayo como mecanismo de exterminio instrumentado por el Ejército durante la dictadura.

Familiares de las víctimas estuvieron presentes en los tribunales de San Martín.  (Fuente: Secretaría de Derechos Humanos)

Familiares de las víctimas estuvieron presentes en los tribunales de San Martín. Imagen: Secretaría de Derechos Humanos

Escrito por Luciana Bertoia

Por primera vez, la Justicia argentina dio por acreditado lo que hace décadas se denuncia: que en Campo de Mayo se usaron aviones del Ejército para eliminar a personas que estaban secuestradas y que eran adormecidas antes de ser arrojadas a las aguas del Río de La Plata o del Mar Argentino. El Tribunal Oral Federal 2 de San Martín condenó a tres integrantes del Batallón de Aviación 601 –con sede en la principal guarnición militar del país– y a Santiago Omar Riveros, excomandante de Institutos Militares, a prisión perpetua. El tribunal ordenó que todos ellos, salvo Riveros, vayan a cárcel común si los estudios médicos confirman que están en condiciones.

Los jueces Walter Venditti, Esteban Rodríguez Eggers y Matías Mancini condenaron este lunes por la tarde a Luis del Valle Arce, Delsis Ángel Malacalza y Eduardo Lance, quienes fueron los cuadros jerárquicos del Batallón de Aviación 601 entre 1976 y 1977. Además, Riveros recibió su décimosexta sentencia a prisión perpetua por haber tenido bajo su órbita de influencia todo lo que sucedía en Campo de Mayo.

La sentencia marca un hito al reconocer la existencia de los vuelos de la muerte en Campo de Mayo y, por ende, como mecanismo de exterminio ejecutado por el Ejército. En 2017, el Tribunal Oral Federal (TOF) 5 de la Ciudad de Buenos Aires condenó a dos pilotos que manejaron los vuelos de la muerte con los que la Armada se deshizo de sus detenidos-desaparecidos. Ese mecanismo se acreditó en el caso de las Madres de Plaza de Mayo, las monjas francesas y el resto de los secuestrados en el operativo de la Iglesia de Santa Cruz de diciembre de 1977.

En este caso, el TOF de San Martín analizó lo sucedido con cuatro víctimas que estuvieron secuestradas en el Campito, uno de los centros clandestinos que funcionó dentro de la guarnición del Ejército, y cuyos cuerpos aparecieron en las costas argentinas. Fueron los casos de los estudiantes secundarios Juan Carlos Rosace y Adrián Accrescinbeni –secuestrados el 5 de noviembre de 1976–, de Roberto Arancibia –el militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) raptado el 11 de mayo de 1977 mientras estaba en su casa con su compañera y con sus dos hijitos– y de Rosa Eugenia Novillo Corvalán –secuestrada entre octubre y noviembre de 1976–.

Por estos hechos, el TOF responsabilizó a quienes integraron la estructura del Batallón de Aviación y a Riveros, que estaba a cargo del Comando de Institutos Militares. Sin embargo, el tribunal le pidió a la jueza Alicia Vence que profundice la investigación sobre quienes actuaron como pilotos y copilotos de los vuelos de la muerte.

Formas de reparación

A Arancibia lo secuestraron el 11 de mayo de 1977 de su departamento en la avenida Paseo Colón. Estaba con su compañera, María Eugenia Zago, que era médica y, como él, militante del PRT. En la casa también se encontraban sus dos hijitos, Adriana y Martín. Durante el juicio, Adriana compartió un recuerdo que la acompañó durante más de cuatro décadas: su deseo de ponerle « una curita » a su papá porque lo habían lastimado. A Arancibia y a Zago se los llevaron. A los chicos inicialmente los dejaron y luego los trasladaron al Instituto Riglos –una institución para menores–.

El 24 de noviembre de ese año, el diario Clarín publicó una nota sobre Adriana y Martín, que llevaba por título « Buscan a familiares de dos niños abandonados ». El artículo decía que el 11 de mayo de 1977 se habían encontrado « perdidos » o « solos », lo que a todas luces era mentira. Como forma de reparación, el TOF 2 de San Martín ordenó comunicar la sentencia al Grupo Clarín para que rectifique esa información.

Cárcel común

Los jueces Venditti, Rodríguez Eggers y Mancini, además, dispusieron que el Cuerpo Médico Forense (CMF) practique estudios sobre Arce, Lance y Malacalza para determinar qué patologías tienen y si pueden cumplir la condena en cárcel común. Esa resolución fue especialmente shockeante para Lance, que se agarraba la cabeza desde su casa mientras una mujer que lo acompañaba gritaba frente a la computadora.

Mientras tanto, el TOF le pidió al Ministerio de Justicia de la Nación que los incorpore al programa de vigilancia electrónica y que les coloque dispositivos de geolocalización. El caso de Riveros –el genocida multicondenado– es distinto porque está en libertad condicional, que no se hace efectiva porque aún también está a disposición de un tribunal en Comodoro Py.

La fase final

La mecánica de los vuelos de la muerte en Campo de Mayo se reconstruyó, en el juicio que se inició en octubre de 2020, gracias a las declaraciones de decenas de exconscriptos que relataron lo que vieron allí entre 1976 y 1977. Ellos reconfirmaron la información que habían dado contados integrantes de los servicios de inteligencia en los primeros meses de la democracia, cuando se presentaron ante la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). También el tema de los vuelos de la muerte estuvo presente en la confesión pública del sargento Víctor Ibáñez a mitad de la década de 1990.

El sobreviviente Juan Carlos “Cacho” Scarpati pudo relatar cómo vivían los detenidos-desaparecidos los días en los que llegaban los camiones a la zona en la que estaba emplazado el Campito. Allí, escuchaban cómo nombraban a distintos secuestrados. Todo sucedía mientras los camiones tenían sus motores en marcha. Después, la ropa de los detenidos-desaparecidos era incinerada. En general, los “traslados” sucedían de una a tres veces por semana.

En algunos casos, los conscriptos encontraron pertenencias de hombres o mujeres cerca de la pista donde carreteaban los aviones que salían de noche de la guarnición de Campo de Mayo. Algunos relataron haber hallado ampollas de Ketalar, la droga que se usaba para adormecer a quienes serían arrojados a las aguas. Según los recuerdos de los exconscriptos, el destino común que tomaban las aeronaves era Punta Indio.

Durante el año 1976, el avión que se empleó para los vuelos de la muerte –según reconstruyeron la fiscalía y las querellas– fue un Twin Otter, que se encuentra aún operativo en Canadá. En 1977, el Ejército adquirió los Fiat G-222 –que fueron hallados durante una inspección que realizó el TOF en Campo de Mayo–. Esas aeronaves serán emplazadas en el sitio de memoria que el gobierno nacional prepara en la guarnición militar.

 

[Fuente: http://www.pagina12.com.ar]

 

 

 

 

 

Pocos alcazareños conocen la visita del periodista uruguayo a la ciudad manchega cubriendo información sobre la Guerra Civil española.

Matías Barchino Pérez, con corbata en el centro de la imagen

Escrito por CONSTANTINO LÓPEZ SÁNCHEZ-TINAJERO

Alberto Etchepare

Alberto Etchepare

Una de las personas que han pasado por Alcázar de San Juan fue el periodista uruguayo Alberto Etchepare Silva, quién se vino a España a cubrir la información sobre nuestra Guerra Civil.

El paso de este viajero por la localidad nos lo reseñó hace años el profesor Matías Barchino Pérez, decano de la Facultad de Letras de la Universidad de Castilla-La Mancha, en uno de los “Almuerzos de don Quijote” organizados por la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, concretamente el celebrado el 20 de mayo de 2017, poniéndonos en antecedentes sobre Etchepare y comentándonos que había dedicado a Alcázar de San Juan un capítulo de su libro.

El libro, titulado Don Quijote fusilado (notas sobre la guerra de España) y que vio la luz en 1940, lo constituyen una serie de crónicas, algunas de ellas enviadas y publicadas anónimamente en los diarios opositores Uruguay y El País.

El autor dudó -meses después de acabada la guerra-, en publicar estas notas que pensaba mal hilvanadas y faltas de todo pulimento literario, pero se convenció de ello porque seguía vivo y palpitante el problema de España y porque el libro serviría para recaudar fondos para los refugiados españoles en Uruguay, también para fortalecer la esperanza de pronta justicia social que en nosotros alienta.

Alberto Etchepare, que también firmaba sus artículos como El Ujier Urgido, Plácido Barlovento y Máximo Vago, salió de su país por propia voluntad, tuvo el impulso -nada más conocer el comienzo de la guerra-, de abandonar Montevideo para apoyar al bando republicano y se vio en la necesidad de venir a nuestro país a contar de primera mano todo cuanto ocurría en España.

Dejó la capital uruguaya y se vino con lo puesto para contar a sus compatriotas lo que estaba aconteciendo en España. En el prólogo a Don Quijote fusilado, el abogado, escritor, parlamentario y fundador del partido Socialista del Uruguay, Emilio Frugoni, dice de él: “Desde aquella primera noticia él se sintió dominado por el ansia de acercarse al drama hispano, más que para contemplarlo como simple espectador y narrarlo como testigo presencial, para vivirlo, para sentirlo en carne propia, sirviendo con la pluma y también si cuadraba con el fusil, la causa del gran protagonista de este drama, que era el heroico amor del pueblo a sus derechos y a su dignidad”.

Continúa Frugoni exaltándolo y reconociendo su impulsivo atrevimiento: “Mientras nosotros no atinábamos todavía a salir del doloroso asombro que nos producía el estallido de la traición armada, en rebeldía facciosa contra los destinos de pueblo español, él vino y nos dijo: ‘Me voy a ver qué ocurre en España y relataré lo que vea’ ».

Frugoni pensó que el libro había supuesto una especie de triunfo personal para Etchepare o, por mejor decir, una profunda evolución en positivo, el proceso de un aprendizaje oculto, siendo como una especie de máster en el dominio de la pluma para el joven cronista, y por eso dice: “Cuando comenzaron a aparecer estas crónicas en nuestros diarios, yo le dije a un amigo: ‘He aquí que la guerra de España nos ha llevado un atorrante (usaba el vocablo familiar en su más amable acepción) y nos devuelve un gran periodista’”.

Etchepare llegó a España en barco, entrando en nuestro país por Barcelona, ciudad a la que dedica los primeros capítulos. Recorrió después el frente de Huesca, Tardienta, Torralba de Aragón y por fin Madrid. Desde la capital se trasladó a Alcázar de San Juan de paso hacia Valencia. Con toda seguridad, sería uno de los últimos días del año 1936, ya que había pasado la Navidad en Madrid.

Pasando antes por el Toboso a bordo de un automóvil con un chofer -que había sido conductor de taxis en Madrid-, se cruzaron con una escuadrilla de aviones enemigos, y por miedo hubieron de acelerar el vehículo a más de 100 km/h “por la cuna de la ingrata por quien tanto penó don Alonso Quijano. Tan solo alcanzamos a gritarle al grupo de casas un ‘¡Chau Dulcinea!’, mientras la cruzaban a toda velocidad.

Llegaron a Alcázar de San Juan, según relata el propio Etchepare: “Atravesando los campos de La Mancha y evocando a nuestro Don Quijote. El horizonte se nos iba abriendo como un libro de caballerías, y ante la vista de los molinos de viento nos embriagábamos de leyenda… El coche potente y raudo, devoraba nafta y kilómetros, mientras a nosotros se nos iba la imaginación. Por un instante temimos atropellar a la sombra augusta de Don Quijote que, como alma en pena, parece estar vagando por estas tierras secas y desoladas. Los molinos se nos antojaban -como al hidalgo manchego- seres fantásticos que huían despavoridos de un invisible enemigo que les grita: ‘¡Arriba las astas!” (aspas hubiera sido lo correcto).

Una vez en Alcázar, el reportero narra que cenan un menú de guerra en un mesón típico, alumbrados por un parpadeante candil, y cuenta algo que le llama la atención (una característica de Alcázar a lo largo de su historia) que el pueblo tiene una gran animación, por ser uno de los puntos adonde arriban las familias refugiadas que vienen de Madrid.

En este mesón cuenta una graciosa anécdota que les sucede cuando “un chaval de ocho años nos contempla curiosamente mientras comemos. Buscando amistad, lo interrogamos:

– ¿Eres evacuado?

– No, señor. Soy Jacintito, para servir a usted.

Esto parece un chiste malo, pero nos ha sucedido efectivamente”.

No da para mucho más la estancia en Alcázar ya que a las once de la noche suben al tren que los llevará a Valencia, un convoy formado por más de veinte vagones repletos de toda clase de gente: milicianos, niños, viejos, mujeres jóvenes dando el pecho a sus críos y a media luz (los de primera y tercera están envueltos en penumbra), tan repleto que deben ubicarse en un pasillo hasta que el tren, dos horas después, parta de la estación rumbo a Levante.

En ese ínterin hasta la partida del tren aún sucede otro episodio digno de relatarse: “A nuestro lado tres señores de boina protestan porque deben viajar de pie. Están bien vestidos. No les vemos las manos a causa de los guantes, pero han de ser sin duda, blancas y suaves, se nos ocurre, como de sacristanes. Hablan de la falta de organización y de la incapacidad del Comité. El más grueso de ellos, colorado de cara y con un habano en los labios nos dice: – ¿Y para qué hemos hecho la revolución? Sonreímos sin contestarle. Él se da cuenta de que lo estamos ‘sobrando’. Tenemos ganas de decirle que la revolución aún no se hizo. De que él está saboteando el régimen. Que no es momento para críticas. Que hay que ganar la guerra primero. Que si no se calla le meteremos un tiro en medio de la barriga… Pero no vale la pena”.

Escribe también Alberto Etchepare, despidiendo el capítulo de Alcázar de San Juan: “Rumbo a Valencia nos llevaba aquel vagón trepidante, con su carga de humanidad dolorida, angustiada. Desde el fondo del coche salía el canto ronco de los soldados del pueblo:

‘Es la lucha final

que comienza.

La revancha

de los que ansían pan…’”

 

Este joven periodista que vino ávido de experiencias y que regresó después de la guerra de España, según Frugoni “como un narrador vivaz, plástico, emotivo, que comunica sus sensaciones con una precisión certera de verdadero dominador de su oficio, que ya es arte en sus manos por la virtud de ese soplo sutil con el cual, desde los tiempos bíblicos, el barro tosco y pedestre de los caminos del mundo, comienza a palpitar y animarse”, tuvo un paso muy breve pero a la vez intenso por nuestra ciudad y describe cómo la encontró en tiempo de guerra, es sin duda, una visión totalmente objetiva de un visitante extranjero que deja escrito su testimonio sobre Alcázar de San Juan, sobre su estación y sobre su paisanaje.

 

[Fuente: http://www.todoliteratura.es]

L’Acadèmia ja té el seu propi portal en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Este lloc web permet accedir a materials, continguts i informació sobre autors clàssics i contemporanis representatius de les lletres valencianes. La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (BVMC) de la Universitat d’Alacant ha inaugurat el portal Acadèmia Valenciana de la Llengua. Es tracta d’un espai destinat a acollir i difondre fons, material i continguts científics relacionats amb la llengua, la literatura i la cultura valencianes. Este lloc web permet accedir a materials, continguts i informació sobre autors clàssics i contemporanis representatius de les lletres valencianes, a més d’un catàleg d’obres, estudis, propostes didàctiques, hemeroteca, audiovisuals, galeries d’imatges i enllaços d’interés relacionats.

En paraules de la presidenta de l’Acadèmia, Verònica Cantó:

“És importantíssim que l’Acadèmia tinga un portal propi en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, ja que ajudarà a difondre tot el treball que s’ha fet amb els diferents Escriptors de l’Any. A més a més, considerem que és una bona manera de donar visibilitat, de forma conjunta, als escriptors i a l’escriptora que han sigut homenatjats per la institució al llarg d’estos anys. En definitiva, pensem que és una oportunitat per a seguir difonent continguts relacionats amb la llengua, la cultura i les lletres valencianes”.

Este portal formarà part de la Biblioteca Virtual Joan Lluís Vives, que és el producte d’un conveni entre la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes i la Xarxa d’Universitats que formen part de l’Institut Joan Lluís Vives. Amb este acord es pretén, d’una banda, aprofitar, potenciar i difondre al màxim els fons digitalitzats a la xarxa i, d’una altra, proposar i fer efectiva l’edició digital de les obres més representatives de la cultura catalana, valenciana i balear.

Escriptors de l’Any

Els autors que formen part del portal de l’Acadèmia són: Constantí LlombartEnric Valor i VivesTeodor Llorente OlivaresJoan Roís de Corella i Carmelina Sánchez-Cutillas.

Constantí Llombart, Escriptor de l’Any 2005, és un dels escriptors més representatius del segle XIX valencià. Va destacar per la seua activitat política republicana, pel seu valencianisme militant i per la varietat d’escrits que ens ha deixat, des d’obres filològiques a epigrames i teatre popular, tot passant per la direcció de publicacions periòdiques, algunes de caire eminentment cultural, i unes altres més pròximes a un vessant satíric.

Enric Valor i Vives fou designat Escriptor de l’Any 2010. Gramàtic, lexicòleg, però sobretot novel·lista i gran treballador de la llengua, que el va portar a aconseguir un equilibri entre la gramàtica normativa i les expressions més genuïnes del seu valencià.

L’any 2011, l’Acadèmia va declarar Teodor Llorente Escriptor de l’Any. Es considera el patriarca de la Renaixença valenciana per la seua tasca com a poeta, periodista, traductor, historiador i polític. Fundador del diari Las Provincias i de Lo Rat Penat, va promoure des d’esta entitat l’organització dels Jocs Florals, on el propi escriptor va destacar com a poeta.

Així mateix, Joan Roís de Corella fou l’eix central de les activitats de l’Acadèmia com a Escriptor de l’any 2013. Corella, mestre en Teologia, predicador de prestigi i amant d’Isabel Martínez de Vera, amb qui tingué descendència, és un dels autors valencians més prolífics i variats. Escrigué, en prosa i en vers, obres de temàtica profana i religiosa, sota la diversitat aparent de les quals s’endevinen uns lligams estètics i ideològics inequívocs. Estilísticament, destaca com un dels artífexs més distingits d’una prosa artitzada feta sobre patrons llatins de prestigi. Conceptualment, un rerefons moral ubic i multiforme impregna els seus punts de visa sobre la conducta dels homes i les dones, especialment en l’amor i en la guerra.

Finalment, podrà consultar-se tota la informació sobre Carmelina Sánchez-Cutillas, Escriptora de l’Any 2020, un homenatge que es va haver de prorrogar al 2021 a causa de la pandèmia per la Covid-19, però que va fer coincidir feliçment l’Any amb el centenari del seu naixement (Madrid 1921-València 2009). Autora de la delicada i exquisida novel·la Matèria de Bretanya, que recrea les seues vivències de xiqueta al poble d’Altea, va destacar en el conreu de la poesia realista dels anys seixanta i, posteriorment ens va enlluernar amb el críptic poemari Els jeroglífics i la pedra de Rosetta. Cal incidir, però, en una altra dimensió totalment desconeguda: la d’investigadora del passat historicoliterari de l’antiga corona d’Aragó. Així mateix, cal fer constar que una profunda consciència de gènere amera tota la seua obra, tant la de creació literària pròpiament dita com també la seua aportació històrica. Per tot plegat, se l’ha reivindicada com a la gran escriptora valenciana del segle XX.

 

[Font: blog.cervantesvirtual.com]